MOTOR

Nueva vida para los viejos Ford Mustang

Mygh y Jonathan Kamstrum realizan relojes únicos a partir de piezas de estos vehículos

Destinados a su achatarramiento, son transformados en relojes fabricados a mano
Destinados a su achatarramiento, son transformados en relojes fabricados a mano
Nueva vida para los viejos Ford Mustang

Viejos Ford Mustang que en muchos casos están destinados a la chatarra, cobran nueva vida en unos exclusivos relojes realizados artesanalmente a mano en Dinamarca. Con una idea de Christian Mygh y Jonathan Kamstrump, los cuales recorren juntos todo el mundo en busca de viejos Mustangs en desguaces para realizar con diferentes componentes de estos vehículos relojes únicos. Para el verdadero entusiasta de Mustang, REC Watches, con sede en Dinamarca, incluso creará un nuevo reloj a partir de piezas donadas por sus propietarios, incluido el campeón del mundo de drift Vaugh Gittin Jr., que lleva un reloj con caja de fibra de carbono proveniente del Ford Mustang RTR de 700 caballos con el que compitió en las World Drift Series. 
Para garantizar que se sigan contando estas historias, REC Watches rastrea meticulosamente el pasado de cada vehículo, hablando con los anteriores propietarios, recopilando anécdotas e imágenes de anteriores etapas e incorporándolas a un vídeo personalizado. Cada diseño de reloj incorpora el número de identificación del vehículo, el año de producción y detalles de diseño clásico Mustang. 
Una aguja diseñada para asemejarse a un contador de combustible muestra el nivel de batería del reloj, y las manijas, fecha y números están todos influidos por la estética del salpicadero del icónico modelo. En un viaje a Suecia, el equipo encontró un modelo muy poco habitual, un Raven Black de 1966 que se ha convertido en base para su colección P51-04, limitada a 250 unidades.