MOTOR

Mercedes entrega su primer cero emisiones

El GLC F-CELL es un híbrido enchufable que funciona en modo eléctrico o con hidrógeno

Una de las primeras unidades del GLC F-CELL entregadas en Alemania a clientes seleccionados.
Una de las primeras unidades del GLC F-CELL entregadas en Alemania a clientes seleccionados.
Mercedes entrega su primer cero emisiones

Clientes seleccionados como varios ministerios nacionales y regionales, la Organización Nacional del Hidrógeno y la compañía ferroviaria alemana Deutsche Bahn, han recibido las primeras unidades del Mercedes-Benz GLC F-CELL, el primer hibrido enchufable con pila de combustible. Un vehículo que permite circular en modo eléctrico hasta 51 km en o en modo hidrógeno hasta los 430 km, ambos en medición WLTP, sin emisiones de CO2.

El GLC F-CELL dispone de dos tanques de fibra de carbono, capaces de almacenar 4,4 kg de hidrógeno, usando la tecnología estándar mundial de 700 bares, lo que le permite repostar en tan solo tres minutos, como si fuese un vehículo térmico. Su consumo de hidrógeno es de alrededor de 1 kg/100 km.
Su dinámica de conducción está garantizada por su potencia, que es de 155 kW (207,86 CV) con un consumo eléctrico en ciclo mixto de 13,7 kWh/100 km.  Su batería de alto voltaje se mantiene constante, gracias a la energía que facilita la pila de combustible, que solo consume hidrógeno, facilitando su conducción en largas distancias. En todos los modos de conducción actúa su sistema de recuperación de energía, haciendo posible cargar la batería en frenadas o en descensos.
El fabricante alemán ha estado trabajando en esta tecnología de pila de combustible desde la década de los 80, con más de 18 millones de kilómetros recorridos por sus vehículos durante las pruebas y demostrando la madurez de marca, en este sistema de propulsión con hidrógeno.