Financia tu futuro y tu presente: cómo ahorrar dinero en tus servicios fijos como la Tv, el teléfono e Internet

A la hora de hacer cuentas todos los meses, vemos con asombro que el dinero no nos rinde lo que nosotros imaginábamos. Entre los gastos fijos y los ocasionales, dilapidamos mucho más de lo que creemos, complicando de esa manera proyectos a largo plazo como unas vacaciones, comprarnos un piso o empezar nuestra propia empresa. En la siguiente nota, te comentaremos cómo hacer para ahorrar en un área tan importante para nuestro día a día: los servicios fijos de televisión, telefonía e Internet. 

Financia tu futuro y tu presente: cómo ahorrar dinero en tus servicios fijos como la Tv, el teléfono e Internet

Si bien la situación es mejor que hace algunos años atrás, llevar una economía ordenada y prolija en España sigue siento todo un desafío para el grueso de la población. El costo de vida sigue siendo elevado en relación a otros países, así como también el valor de bienes de larga duración como viviendas, coches y electrodomésticos. Ante este reto que representa ahorrar ante tantos costos elevados, no hay nada mejor que evaluar los gatos que realizamos todos los meses, ya que allí lograremos encontrar dónde ahorrar sin descuidar nuestra calidad de vida ni perder ningún beneficio del que gocemos actualmente. 

Si repasas tus gastos fijos mensuales, encontrarás que muchos de ellos son infranqueables: expensas, impuestos municipales, servicios como la electricidad, el agua y el gas, patente del auto, entre otros. Sin embargo, hay otro tipo de servicios que uno suele poner en ese grupo y en realidad no lo son. Un ejemplo de ello son los servicios de televisión digital, la telefonía celular e Internet. Acostumbrado a pagar el servicio una vez contratado, uno suele olvidarse que en esos servicios sí existe una competencia de mercado y, por ende, se puede buscar la mejor oferta para ahorrar dinero. Luego, cada euro ahorrado por mes será de gran ayuda para planes ambiciosos, por lo que estarás financiando tu propio futuro.

Comparativa de tarifas móviles en España

Vamos a hacer un breve ejercicio: comparemos las tarifas móviles de España en lo que concierne a este mes de mayo del 2018. Sabido es que hoy en día, la mayoría de las empresas ofrecen servicios con un mínimo 2GB en formato 4G, lo cual da una capacidad y velocidad de navegación bastante óptima. Además, suelen agregar ofertas y promociones como llamadas ilimitadas dentro del terreno español, para que hablar por teléfono no sea algo que quedó en el pasado.

Este tipo de servicios, dependiendo siempre de cuánto sea el límite de Internet con el que erramos contar, oscila entre los 10 a los 16 euros mensuales. Por ejemplo, en la actualidad puedes contratar el plan de DIGI mobi que te ofrece llamadas ilimitadas y 3GB para navegar en formato 4G a un módico precio de 10 euros. Este tipo de planes sirven y sobran para cubrir nuestras necesidades básicas con el teléfono móvil, incluyendo largas horas de ocio y mensajes con nuestros amigos. ¿Por qué pagaríamos de más todos los meses por servicios iguales o peores? O, también puedes pensarlo de la siguiente manera: ¿por qué voy a pagar todos los meses de más por algo que en realidad no utilizo?

Así, con este ejemplo que te hemos brindados, puedes ver un ejemplo concreto de cómo todos los meses puedes ahorrarte más de 50 euros al año por cambiar tu plan de telefonía móvil sin resignar la calidad del mismo. Esos 50 euros pueden aportar mucho para comprar mayores o para tus merecidas vacaciones. Sin recurrir a préstamos o grandes sacrificios, financia tu futuro con pequeños ahorros inteligentes todos los meses. La telefonía móvil es, en ese sentido, un ejemplo contundente. 

Beneficios y condiciones de cada empresa a tener en cuenta

A la hora de pensar un ahorro significativo y duradero en nuestra economía personal sin descuidar calidad de vida, es importante investigar y leer sobre los beneficios y condiciones que cada empre tiene para ofrecernos. Gracias a Internet, esa tarea es mucho más sencilla, ya que en la actualidad existen distintos tipos de sitios web especializados para que podamos buscar allí una comparativa entre distintas empresas: ¿cuál tiene el mejor servicio? ¿Qué firma tiene las críticas más negativas de sus clientes? 

Esta tarea que antes podía significar un sacrificio en relación a tiempo y esfuerzo, ahora es simplemente una cuestión de minutos mientras tomas una taza de café en el ambiente favorito de tu hogar. Por ejemplo, algo a tener en cuenta es que no siempre lo más barato es lo que nos va a representar un mayor ahorro. Un caso concreto: contratar a la empresa que ofrece Internet en el hogar al más bajo precio sin tener en cuenta sus calificaciones, puede derivar en una muy baja velocidad e interrupciones en el servicio. Si necesitas de Internet para trabajar desde tu casa, entonces deberás incurrir a gastos derivados como ir a un bar para pescar wifi, perder tiempo que puedes destinar a otras tareas, etcétera. 

De esta manera, vemos una clave para ahorrar: lo más barato no significa ahorrar. Es importante saber cuáles son nuestras necesidades para este tipo de servicios a la hora de contratar a una empresa. ¿Para qué pagar un servicio de televisión digital para apenas ver un partido de fútbol por semana? Por el contrario, si somos adictos al deporte o a las series, el servicio y su costo se verán más que justificados. En resumen: conócete a ti mismo antes de sacar la pluma y firmar un contrato con una empresa.

Más baratos en bloque

Otro tip clave a la hora de ahorrar es fijarse las promociones de las distintas empresas que ofrecen los tres servicios dentro de un mismo combo. Allí, contratando los tres servicios en bloque (telefonía, televisión e Internet), encontrarás que tu ahorro anual puede mejorar, superando los 100 euros anuales. Si adquieres ese hábito, todos los meses y todos los fines de año encontrarás más dinero para tus proyectos. Aquí, de todas formas, recuerda lo que hemos dicho antes: más barato no es sinónimo de ahorrar.

Otra clave para ahorrar en estos tres servicios en pack, es no dejarse engañar con promociones y publicidades. Debes fijarte siempre en la letra chica de los carteles y contratos, ya que allí encontrarás el precio final del servicio, así como también el tiempo en el que estarás obligado a permanecer en esa empresa. ¿Qué queremos decir con esto? Que puedes ahorrarte algunos euros por mes durante un año, pero una vez terminada la promoción, quizás te encuentres pagando de más por servicios que puedes conseguir de manera más económica en alguna de las otras empresas de la competencia.

Aquí también entra en cuestión otro trabajo que depende de nosotros: no dejarnos seducir por servicios que en realidad no consumiremos. Si no trabajamos desde nuestro hogar, ¿realmente necesitaremos contar con una conexión a Internet de una velocidad tan alta que nos encarecerá el producto? ¿Cuántas horas de televisión veo a la semana para justificar ese gasto en el paquete HD de televisión digital? Piensa en todas esas casas de amigos y familiares que poseen un plasma de muchas pulgadas en su sala pero te confiesan que no lo ven muy a menudo. Bueno, con el servicio de cable puede pasar exactamente lo mismo.

Financiar tu futuro y tu presente, como habrás podido ver en este artículo, no necesariamente significa tener que recurrir a préstamos, créditos u otros recursos financieros. A veces, simplemente basta con un poco de conciencia sobre todos nuestros gatos fijos. Si a eso, además, le sumamos una mayor conciencia a nuestros gastos ocasionales como las compras en tiendas o antojos alimenticios, verás que ese dinero que cobras todos los meses puede rendir mucho más de lo que te imaginabas.