Balneario de Mondariz adopta las nuevas 'modas' navideñas

Las tradiciones van cambiando y se renuevan con el paso del tiempo, y la Navidad no es ajena a esos cambios.

Manuel Cuntín, chef del Balneario de Mondariz.
Manuel Cuntín, chef del Balneario de Mondariz.
Balneario de Mondariz adopta las nuevas 'modas' navideñas

Por eso, en los días más emblemáticos de estas fiestas, la tradicional cena de Nochebuena asociada al hogar y a la familia, está cambiando y cada ves son más los que deciden celebrarla fuera de casa adoptando  una moda europea, que desde hace años llena los destinos de glamour del viejo continente y que poco a poco ha ido implantándose en España y Galicia.
     De hecho, la Villa Termal de Mondariz, tiene este año el mismo número de reservas tanto para Nochebuena y Navidad como para el Cotillón de Fin de Año. Y mientras el año pasado, las reservas para pasar esas noches fuera de casa aumentaron un 67%,  esta Navidad se alcanza ya un 98% de incremento. Con más de 300 comensales en cada cita. Una tendencia, que el chef del Balneario de Mondariz,  Manuel Cuntín, basa en la importancia de la nueva cocina que sorprende a partir de platos tradicionales, pavo, cordero,  mero y besugo; en el buen hacer en los fogones, en la combinación de materias, y en la calidad de los productos de huerta. “Nosotros cuidamos nuestros platos desde la elaboración de menús equilibrados y nombres que describen perfectamente lo que se puede encontrar  y disfrutar”. Y también influye el hecho de que en los Balnearios hay cabida para familias completas combinando actividades, ocio termal y gastronomía para abuelos, padres y niños.