Los modelos MacBook Pro posteriores a 2016 presentan un fallo en la pantalla cuya reparación cuesta más de 500 euros

La apuesta por un diseño lo más fino posible en las últimas gamas de MacBook Pro con 'Touch Bar' ha traído consigo un error en la iluminación de sus pantallas que obliga a sustituirlas por completo, lo que cuesta alrededor de 600 dólares (530 euros).

APPLE
APPLE
Los modelos MacBook Pro posteriores a 2016 presentan un fallo en la pantalla cuya reparación cuesta más de 500 euros

    iFixit, una compañía californiana dedicada a la venta de piezas de sustitución y a la publicación de guías gratuitas de reparación, explica a través de su blog que los MacBook Pro posteriores a 2016 presentan un fallo en sus pantallas debido a la utilización de cables mucho más delgados a los utilizados en los modelos de MacBook Pro de las generaciones anteriores para unir las pantallas con la 'Touch Bar'.

   Apple optó por unos cables flexibles más delgados y frágiles que los cables de alambre más resistentes utilizados en diseños anteriores. Además los nuevos cables están enrollados alrededor de la bisagra, lo que los desgasta cada vez que se abre o cierra la pantalla, como explican desde la compañía.

   Sin embargo, el mayor problema es resultado del esfuerzo aparente por hacer que la pantalla sea lo más delgada posible, ya que Apple diseñó los cables como parte de la pantalla, es decir, no pueden ser reemplazados.

Esto provoca que, cuando falle la pantalla, los cables no puedan ser sustituidos por separado sino que será necesario reemplazar la pantalla por completo, lo que eleva el precio de la reparación de 6 dólares (5 euros) a 600 (unos 530 euros).

El técnico y fundador de Rossmann Repair Group, Louis Rossman ha subido un vídeo a YouTube en el que muestra esta vulnerabilidad y sus consecuencias.

   En cuanto al alcance de este error, por ahora solo se han registrado fallos en los MacBook Pro con 'Touch Bar', pero los nuevos MacBook Air parecen tener la misma vulnerabilidad, según afirma iFixit.

   La compañía no se ha pronunciado acerca de este error y no hay previsto un programa de garantía extendida para los dispositivos afectados, aunque ya se ha creado una petición para ello, la cual han firmado 2.200 usuarios por el momento.