COMO QUIERE TRUMP

Fabricar un iPhone en Estados Unidos implicaría que el teléfono costase 2.000 dólares

Donald Trump aseguró a principios de año que si acababa siendo elegido presidente de Estados Unidos, obligaría a Apple a recuperar la producción de su dispositivos para el país. Sin embargo, un nuevo estudio asegura que de fabricarse en norteamérica, los teléfonos tendrían un precio de 2.000 euros.

Fabricar un iPhone en Estados Unidos implicaría que el teléfono costase 2.000 dólares

 

   Según publica Business Insider, trasladar la fabricación supondría elevar el coste de la fabricación hasta los 600 dólares. Esto se traduciría en un precio final de 2.000 dólares en el teléfono de Apple. Para llegar a esta conclusión se han tenido en cuenta factores como el incremento del coste laboral con respecto a China o los componentes del teléfono fabricados en Asia, que implican una mano de obra de obra requiere más de 150.000 personas.

“Generar este tipo de infraestructura en Estados Unidos será muy dificil” explica el analista jefe de IHS Markit Technology’s Outsourced Manufacturing Intelligence Service, Dan Panzica, asegurando que llevar la infraestructura a Estados Unidos implicaría la construcción desde cero de una red de fabricación que ha crecido en Asia durante las últimas décadas y que en Estados Unidos no existe.

Tras ser elegido como presidente de Estados Unidos, Trump ha mantenido su apuesta y llegó a llamar por teléfono al CEO de Apple, Tim Cook, y prometer "grandes recortes" de impuestos a las grandes compañías que trasladen sus fábricas a suelo estadounidense.

"Sería un gran logro para mí si consigo que Apple construya una gran planta de producción en Estados Unidos, o muchas grandes plantas en Estados Unidos, en lugar de China o Vietnam", aseguró Trump en una entrevista concedida al diario estadounidense 'The New York Times'.