'Drivers' en el ordenador: ¿Qué son y por qué hay que actualizarlos?

'Drivers' en el ordenador: ¿Qué son y por qué hay que actualizarlos?

Tener el ordenador al día es fundamental para que se mantenga funcionando como es debido, tanto a niveles de seguridad como de funcionamiento. El 'hardware' juega aquí un papel principal: para que el PC esté bien, sus piezas, sus entresijos, tienen que estar bien también. ¿Cómo se consigue que la gráfica, los periféricos, la conexión a Internet o el sonido, entre otros, no den problemas? Actualizando los 'drivers' de cada uno de ellos.

Los 'drivers' o controladores de dispositivo son programas que actúan de 'enlace' entre el sistema operativo instalado y el 'hardware' y los periféricos que forman el ordenador o que se tienen conectados en él. De esta manera, se encargan de que el sistema sepa qué componentes están instalados, los reconozca y todo funcione de forma adecuada.

Básicamente, 'softwares' como Windows son capaces de funcionar correctamente y trabajar con los diferentes dispositivos que hay gracias a la existencia de estos programas. En el interior de un ordenador todo va conectado entre sí por cables, pero si no hay algo – en este caso, los controladores – que haga que se reconozca la información que viaja por los cables, poco se puede hacer.

Los 'drivers' serían lo que un interruptor es a la luz. Sí, la luz llega a casa por los cables, pero por mucho que uno necesite que las bombillas de la lámpara (o de cualquier otra cosa) emitan esa luz, si no se pulsa el interruptor será difícil que lo haga. Los controladores son ese 'interruptor', el referente que tiene el sistema para trabajar correctamente y llevar a cabo a cabo su propósito.

Todos los 'drivers' se pueden instalar a través de la web oficial de cada 'hardware'. Por ejemplo, una tarjeta gráfica Nvidia tiene su propio controlador en la web de la compañía: tan solo hay que saber el nombre de la gráfica para descargarlo.

En el caso de los ordenadores de sobremesa que se montan por piezas, aunque también se pueden descargar digitalmente, en la caja del 'hardware' suele venir un CD de instalación. Sistemas como Windows, además, avisan mediante notificaciones de que hay que instalar y/o actualizar el 'driver' cada vez que el desarrollador pone una nueva versión disponible.

¿POR QUÉ HAY QUE ACTUALIZAR ESTOS PROGRAMAS?

La premisa de la que se parte para saber por qué hay que actualizar estos programas cada vez se requiera es sencilla: si quieres que algo funcione bien, mantenlo. Igual que cuando se acaban las pilas del mando se cambian o el móvil se lleva a arreglar si le pasa algo, con los controladores es lo mismo, lo único que su método para mantenerlos a punte es la actualización.

Los desarrolladores incluyen mejoras cada cierto tiempo en sus productos. Ya sea por cosas de seguridad como para añadir mejoras o solucionar problemas, la única forma para que una pieza física como es la gráfica pueda incluir algo de lo ya nombrado, es mediante una actualización de su 'driver'.

Si estás cambiando de sistema operativo o de versión del mismo, como puede ser pasar de Windows 7 a Windows 10 en una misma máquina, este aspecto es especialmente importante, ya que los controladores de cualquier cosa no funcionarán si no se descarga e instala la versión correspondiente de los mismos.

Como ya hemos comentado, en muchos de los casos lo habitual para mantenerlos actualizados es tocar las opciones del sistema operativo para que se instalen de forma automática, pero Windows Update, por ejemplo, no siempre detecta que hay una actualización, por lo que nunca está de más echar un vistazo periódicamente en las páginas de los desarrolladores de tus componentes.

La gráfica es, por ejemplo, uno de los 'hardware' que más actualizaciones suele recibir. Ya tengas una gráfica integrada, un modelo de Nvidia o uno de AMD, mantener al día este aspecto es esencial, ya que tu ordenador será mejor y más compatible con juegos más modernos o con programas u opciones nuevas.

En definitiva, actualizar los controladores de dispositivo hace que el rendimiento del equipo sea mayor y que cuente con más estabilidad, ya que hace que la compatibilidad entre el 'hardware' y el sistema operativo sea la idónea. Si hay algún tipo de error de seguridad o de programación, los 'drivers' actualizados solventan en muchos casos los fallos, algo muy importante si se realizan trabajos pesados con el PC (edición, modelado, retoque fotográfico, etc.) o si se juega con él.