SOCIEDAD

Tráfico prohibirá los patinetes por la acera y a más de 25 km/h

Los usuarios del vehículo eléctrico no podrán llevar auriculares y deberán pasar el test de alcohol

Un patinete eléctrico por la calle
Un patinete eléctrico por la calle
Tráfico prohibirá los patinetes por la acera y a más de 25 km/h

n n n  La Dirección General de Tráfico (DGT) trabaja para establecer una regulación mínima sobre los patinetes eléctricos que contemplaría la prohibición de circular por la acera -en su defecto se aprovecharían los carriles bici-, de prohibir el uso de auriculares, así como limitar su velocidad a 25 kilómetros por hora. Además, los conductores de este medio de transporte podrán ser sometidos a test de alcoholemia y drogas, según confirmó el subdirector general de movilidad de la DGT, Jorge Ordás, que apunta que Tráfico trabaja, en un principio, con estas cuatro medidas.
Ordás habla de "urgencia" después de que precisamente el miércoles se tuviera constancia de la primera muerte por atropello de un patinete eléctrico, una anciana de 92 años embestida en agosto mientras caminaba por la acera de una calle de Esplugues de LLobregat (Barcelona) por uno de estos vehículos en el que viajaban dos jóvenes. A raíz del atestado de la Policía Local, se ha abierto un procedimiento judicial contra quienes  iban en el patinete, investigándose asimismo si circulaban con auriculares o usando el móvil.
Sobre este asunto, la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, explicaba ayer en declaraciones a una emisora de radio que el conductor del patinete eléctrico que atropelló mortalmente a una anciana en agosto era un menor que quizá "no iba concentrado" o que podía estar usando el móvil. Además, ha asegurado que no tienen otros accidentes con patinetes eléctricos registrados en Esplugues pero que también pasan con las bicicletas y que en el futuro pueden aparecer nuevos vehículos, por lo que apuesta por la regulación.

una norma anticuada
Para regular los patinetes, Ordás indica que, en primer lugar, se va a actualizar una instrucción de 2016 sobre vehículos de movilidad personal. La DGT considera que ha quedado anticuada porque desde entonces han aparecido muchos más modelos y se dejaba completamente la regulación de su uso a los ayuntamientos. Además, se trabaja en una nueva catalogación de vehículos, que supone una modificación del Reglamento General de Vehículos y que requiere la aprobación de un Real Decreto para cambiarlo. Según Ordás, se prevé que este Real Decreto entre en vigor en julio de 2019. Será entonces cuando se procederá a dictar una nueva instrucción en la que se establecerá una regulación mínima para los ayuntamientos con la idea de aplicar estas cuatro medidas iniciales. Desde la DGT, recuerdan también que son los propios ayuntamientos los que han solicitado que se fijen unos criterios mínimos.
Con respecto a otras cuestiones, como dónde se deberían aparcar estos patinetes, Ordás apunta a los ayuntamientos. Es lo que ha hecho, por ejemplo, la ciudad de Madrid con su ordenanza de movilidad.
También las estadísticas de accidentes urbanos son una de las competencia específicas de los ayuntamientos. Según informa Ordás, Barcelona es una de las ciudades donde más ha crecido la presencia de estos vehículos en los últimos meses, y cuenta ya con etiquetado de todo el parque móvil, con lo que cree que "tendrá pronto datos estadísticos". 

Disponer de seguro y llevar casco y chaleco, posibles nuevas medidas

Una vez entre en vigor este Real Decreto, Tráfico comenzaría a trabajar en un segundo paquete de medidas, entre las que se estudia la obligatoriedad de tener seguro o de utilizar casco y chaleco. 
La primera muerte por atropello de un patinete eléctrico, ha reabierto el debate sobre la regulación del uso de este vehículo y si sus usuarios deberían estar obligados a tener un seguro de responsabilidad civil, como las motos o los coches. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ya manifestó el pasado octubre la necesidad de regular la cobertura de los seguros de quienes circulan en patinetes eléctricos porque, según dijo, podían "causar daños importantes" a terceros, como por ejemplo a peatones. "Generan actividad o actuación de riesgo que puede conllevar un perjuicio a terceras personas que pueden ser graves", afirmó.

Permiso de conducir
Respecto a la necesidad de obtener un permiso específico para conducirlos, el subdirector general de movilidad de la DGT, Jorge Ordás, indica que en un principio Tráfico no lo prevé, o incluso realizar un curso específico dada la velocidad a la que circulan y a que su manejo es "sencillo", pero no descarta que se haga en un futuro: "De momento no es necesario un permiso de conducción, lo que no quita que, a medida que vayamos teniendo una mayor experiencia, podamos plantearnos este tipo de cuestiones". En principio, la regulación tratará de dar "cabida" a los patinetes en el entorno urbano, establecer unas pautas de comportamiento y de asegurar que los peatones puedan "caminar tranquilamente por la calle", según resume Ordás.n