SOCIEDAD

Ríos y Rubín, las Américas desde Galicia gracias al cómic

Invitados en Viñetas desde el Atlántico, subrayan que pueden ganarse la vida con lo que más les gusta

Carlos Portela, subdirector de la muestra, José Luis Munuera, Enma Ríos y David Rubín.
Carlos Portela, subdirector de la muestra, José Luis Munuera, Enma Ríos y David Rubín.
Ríos y Rubín, las Américas desde Galicia gracias al cómic

Tanto David Rubín como Emma Ríos reconocen que son muchas las cosas que han cambiado no solo a nivel profesional, también personal, desde sus primeros años como invitados en Viñetas desde el Atlántico, el salón del cómic internacional que tiene lugar en A Coruña desde hace 21 años. Los dos han triunfado en el mercado norteamericano y pueden ganarse la vida trabajando en lo que más les gusta, que no es otra cosa que dibujar cómics.
Desde que la ilustradora Emma Ríos (Vilagarcía de Arousa, Pontevedra, 1976) estuvo la última vez como invitada en Viñetas han pasado diez años; en esta década ha consolidado su carrera en el mercado norteamericano, "al principio haciendo trabajos por encargo y ahora mismo haciendo los cómics que me da la gana y ganando dinero por ello", resume.
Si hace diez años a Emma le hubiesen preguntado dónde querría estar en el año 2018 habría respondido que justamente aquí: "A nivel emocional, estoy donde quería estar, haciendo los cómics que yo quiero, escribiendo y dibujando y pudiendo vivir de esto", asegura. Reconoce que cuando comenzó a trabajar para la editorial norteamericana Marvel las cosas le iban bien económicamente, pero lo que producía no era trabajo suyo pues "no tenía derechos de autor, trabajaba para una gran empresa pero con personajes prestados".
Cuando echa la vista atrás, Ríos admite que la decisión de dejar la arquitectura para dedicarse al cómic fue bastante difícil. Porque tenía una situación muy estable, estudio propio, trabajo, y se fue "al mundo del cómic en Estados Unidos siendo mileurista, sin tener ni puñetera idea de nada porque no sabía ni cuánto tiempo llevaba dibujar una página". 
David Rubín (Ourense, 1977) es otro de los gallegos que ha hecho las Américas. Confiesa que tiene una deuda con el mercado español: "Si ahora trabajo para grandes editoriales americanas es porque las españolas apostaron por mi trabajo y llevaron a cabo una buena política de venta de derechos".