HACIA UN PACTO EDUCATIVO

Méndez de Vigo propone mejoras en la Universidad

El ministro de Educación expuso 15 puntos para sentar un marco de debate

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en el Congreso.
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en el Congreso.
Méndez de Vigo propone mejoras en la Universidad

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, propuso ayer a las fuerzas políticas un pacto por el futuro de la Universidad española con el fin de que "todos puedan acceder a sistema público y de calidad y que nadie con capacidad e interés de cursar estudios superiores abandone por razones económicas". Durante su intervención en la Comisión de Educación y Deporte en el Congreso, el ministro explicó que este acuerdo se sustentará en tres aspectos: el Estatuto del Personal Docente-Investigador, el apoyo a la equidad y el esfuerzo de los estudiantes y un pacto de financiación.
Estos tres aspectos también fueron mencionados por Méndez de Vigo en una lista de 15 puntos que, a su juicio, podrían ser los pilares para el Pacto de Estado por la Educación que buscan los partidos y la comunidad educativa. Según iondicó, se trata de materias en las que "la gran mayoría podría coincidir".
Así, Méndez de Vigo señaló como "elementos nucleares del sistema" la ampliación de la escolarización temprana; promover la permanencia exitosa en la enseñanza obligatoria; adaptar la oferta de educación secundaria postobligatoria a las necesidades de alumnos; y desarrollar una oferta de enseñanza de Formación Profesional adecuada a las demandas de la sociedad y del mercado laboral.
También añadió a sus propuestas la actualización de los currículos y metodologías pedagógicas; promover el uso de las TIC en las aulas, así como la enseñanza plurilingüe. Del mismo modo, sugiere proporcionar a los centros docentes capacidad para innovar y adaptarse a sus entornos socieconómicos; garantizar el reconocimiento social y profesional del profesorado; evaluar los resultados del alumnado y del funcionamiento del sistema como factores imprescindibles para mejorar la calidad de la educación; desarrollar una oferta educativa de las universidades adecuada a las demandas del sector productivo local; e implantar una nueva gobernanza universitaria.
Su intención con estas propuestas es sentar un marco de debate con el que, tras escuchar todas las voces implicadas en el sector, "se pueda ir construyendo piedra a piedra un edificio sólido, que albergue el sistema educativo español apoyados sobre los cimientos del acuerdo".