Estar soltero puede salirte caro

De la misma manera que hemos importado costumbres como el pasado Halloween, el domingo se celebrará el conocido como Día del Soltero.

Estar soltero puede salirte caro

Se trata de una festividad -y de una de las jornadas con mayor número de ventas online del mundo- que hemos tomado prestada de la China y que muchos negocios aprovechan para lanzar descuentos para este público. Un día fuera de lo común, sí, pues según el último análisis del comparador de seguros Acierto.com, los solteros se ven abocados a pagar más por multitud de servicios.

La hipoteca, los productos envasados en varias unidades, las facturas del hogar, los pedidos mínimos… Estar solo supone asumir al completo consumos pensados para compartir en pareja. Pero no solo eso, sino que incluso existen productos que -proporcionalmente- resultan más caros para ellos. Es el caso de los alquileres, las vacaciones y las habitaciones de hotel, pero también el de sus seguros de coche. En concreto, los solteros pagan un 34% más por ellos que los conductores casados. ¿Lo más curioso? Que los solteros tienen coches “peores”. Algo directamente relacionado con su capacidad adquisitiva y con la renovación del vehículo.

Coches peores y seguros más caros

Cuando hablamos de coches peores nos estamos refiriendo a automóviles más antiguos, menos potentes y de gama medio-baja. Las cifras indican que el número de solteros que conducen un coche que ya ha cumplido los 15 años es un 20,5% superior que el de sus homólogos casados. Estos últimos conducen coches nuevos en un 10,3% más de los casos.

A juicio de muchas aseguradoras esto les convierte en clientes con mayor riesgo pues, para empezar, la edad media de los vehículos que se ven implicados en accidentes es de 12 años. Los vehículos antiguos también tienden a averiarse más y, por lo tanto, a usar más el servicio de asistencia en carretera, por no hablar del riesgo que supone en los casos de siniestros con daños personales (están equipados con menos sistemas de seguridad).

Además, y según los datos del comparador de seguros, solo el 12% de los conductores solteros tienen coches de gama alta -de firmas como Audi, Mercedes, BMW y similares- frente al 24% de los casados. La diferencia es todavía mayor en el caso del sector del súper lujo, donde el número de casados que disfrutan de un vehículo de estas características -tipo Ferrari, Porshe- triplica al de solteros. Asimismo, se decantan por motores más potentes. En definitiva esto se traduce en una póliza a terceros y a todo riesgo un 34% más cara. Los seguros a todo riesgo sin franquicia les salen aún más caros: un 43%.

A pesar de las estadísticas, no obstante, cabe comentar que no son los que más siniestros sufren: según la encuesta de Acierto.com solo el 16% ha presentado un parte de accidente en el último año, frente al 20% de los casados, si bien se puede deducir que el daño promedio del siniestro de los solteros es mayor en el caso de los casados.

El coste de estar soltero

Pero el ejemplo de los seguros no es único, sino que estar soltero puede salir caro en el sentido más amplio de la palabra. Si nos centramos en el patrimonio, por ejemplo, las personas singles acaban el año con un patrimonio personal de 7.500 euros menos que las casadas con las mismas condiciones económicas. También tienen menos beneficios fiscales pues, entre otros, los casados pueden beneficiarse de la tributación conjunta del IRPF.

En cuanto a su esperanza de vida, las personas casadas tienen una esperanza de vida superior. Lo paradójico es que los solteros duermen mejor y se mantienen más delgados y en mejor forma física, pero también tienen más “vicios”. Por fortuna y con casi un 44% de solteros en nuestro país algunos mercados han empezado a lanzar productos específicos -como viajes- para ellos que van más allá del citado Día del Soltero