SOCIEDAD

El cementerio más bonito

El tranquilo cementerio con vistas del pequeño pueblo valenciano de Sumacárcer acoge la pausada llegada de vecinos y allegados que acuden religiosamente a velar a sus seres queridos, aunque este año lo hace en el recién declarado camposanto más bonito de España.

Imagen del cementerio de Sumacárcer (Valencia), con una hermosa vista del valle del Xúquer.
Imagen del cementerio de Sumacárcer (Valencia), con una hermosa vista del valle del Xúquer.
El cementerio más bonito

Tras el reciente reconocimiento de la revista funeraria Adiós Cultural, que vota los cementerios más destacados de España, en el de este pueblo de apenas mil habitantes de la comarca interior de la Ribera Alta reina el silencio y la paz, en vísperas de un día de Todos los Santos sin agobios ni ajetreos.
Nada más entrar en su recinto, el visitante que se dé la vuelta descubre unas vistas impresionantes al valle, pues el río Xúquer -el mismo que se desborda cada cierto tiempo- y cientos de hectáreas de naranjos se extienden a los pies de la montaña y de un cementerio que comparte en votos (636) con el cántabro de Castro Urdiales el honor de ser el más bonito del país. "No es que esto te dé una sensación de alegría, pero con estas vistas parece que da más paz y es todo más bonito", confiesa Consuelo Monfort, una vecina de Sumacárcer que se siente "orgullosa" del pequeño camposanto: "Tiene mucho encanto".
Los pocos vecinos que, bajo la lluvia, se acercaban ayer al cementerio confesaban sentirse "orgullosos" de este reconocimiento y ya saben en qué se gastará el premio de 1.500 euros: colocar el alumbrado en la parte exterior del camposanto.
La idea de presentarse al concurso partió del alcalde de la localidad, Txema Peláez. La campaña se extendió por redes sociales y, aun siendo la primera vez que concursaban, lograron alzarse con el premio. Pero este cementerio no es bonito solamente por las vistas. Las cúpulas que adornan algunos panteones son de estilo modernista y dan un poco de color al cielo gris plomizo, y sus tejados azules, verdes y granates se convierten en lapidarios vigías de este lado de la montaña. "Es un cementerio pequeño, pero lo cuidamos mucho porque le tenemos mucho cariño", explica Vicenta Merchante, otra vecina que no duda en reconocer que este enclave es "especial" para ellos.
Al estar enclavado en la montaña hay escaleras, bastantes, que permiten el acceso a los nichos repartidos en tres alturas. La parte más bonita "es la más antigua, la que está situada en la zona central. Hay una parte nueva porque se necesitaba más espacio para más nichos y se amplió", relata otro vecino.
Aunque es la primera vez que se produce un empate en la categoría de "mejor cementerio de España", a los vecinos de Sumacárcer no parece importarles nada compartir el galardón. "Casualmente, una vecina estuvo hace poco de visita en Castro Urdiales y nos contó que es impresionante, con vistas al mar", comenta Consuelo. "Hay cementerios que tienen esculturas en las que se han gastado mucho más dinero, pero el nuestro tiene mucho encanto porque hace mucho la zona en la que está situado", explica otra vecina.
La revista Adiós Cultural, editada por Funespaña, entrega estos premios desde 2014 y lo hace, según cuentan, para "normalizar "entre la ciudadanía el concepto de la muerte a través de la cultura y el arte".n