SOCIEDAD

El arte de la pizza napolitana, patrimonio de la humanidad

La Unesco también reconoció la artesanía portuguesa de Estremoz o la gaita de codo irlandesa

Los pizzeros de Nápoles celebran el reconocimiento de la Unesco con la elaboración de una pizza.
Los pizzeros de Nápoles celebran el reconocimiento de la Unesco con la elaboración de una pizza.
El arte de la pizza napolitana, patrimonio de la humanidad

nnn  La Unesco anunció ayer la inclusión de otros 12 elementos más en el listado representativo del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, que se agregan a los otros 21 elementos inscritos en la presente reunión del Comité del organismo intergubernamental reunido en la isla surcoreana de Jeju. Algunos de los reconocidos son los siguientes:

4 Pizzeros de Nápoles.  El arte de los pizzeros de Nápoles ("pizzaioli") ha sido reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En la actualidad, quedan tan sólo unos 3.000 "pizzaioli" en esta ciudad del sur de Italia, por lo que la Unesco propone realizar actividades culturales en la que los jóvenes puedan observar el trabajo de los maestros. Esta práctica se considera un arte, ya que se necesita una habilidad particular para hacer la masa y después hornearla, a pesar de la aparente sencillez de sus ingredientes, que son el agua, la harina y la sal. 

4 Artesanía de Estremoz.  El Gobierno portugués destacó el "saber hacer" de la docena de personas que mantienen viva la artesanía de barro en la localidad lusa de Estremoz, en la frontera con Extremadura. Indica que esta actividad cuenta con "marcas características" como lo tradicional de las figuras que crea, el laborioso proceso a través del cual se realizan, e incluso su "carácter estético, expresado en particular en su viva policromía".

4 Gaita escocesa. La "píobaí uilleann" (literalmente gaita de codo en irlandés) pasa a formar parte de la lista de actividades que la Humanidad debe conservar.  Aunque está emparentada con otras gaitas de origen gaélico, como la escocesa o la gallega, la de "codo" irlandesa, como sugiere su nombre, se infla con esa parte del brazo y se toca sentado, al tiempo que está considerada como la más compleja del mundo. Desarrollada durante el siglo XVIII, el músico es capaz de producir con ella más de dos octavas cromáticas completas, mientras que el resto solo suele llegar a una octava.
4 Sombreros de Panamá.  El conocido sombrero pintado panameño, propio del distrito de La Pintada, en la central provincia de Coclé, es elaborado completamente a mano con fibras y tintas naturales, utilizando cinco clases de plantas y barro. Los artesanos cultivan las plantas, trabajan las materias primas, trenzan las fibras y confeccionan con ellas este sombrero, que forma parte de la indumentaria folclórica del país.

4 Carnaval de Basilea.  Esta festividad que se celebra cada febrero en el cantón suizo del mismo nombre, es y uno de los raros carnavales de tradición protestante en el mundo. El Carnaval de Basilea es una tradición viva y particularmente rica, que incluye música (tambores, pífanos y "guggens", un tipo de comparsa), expresión oral satírica y un gran trabajo artesanal para la confección de farolas, máscaras y disfraces.

4 Jueces de Agua de Perú.  El sistema tradicional de Jueces de Agua de Corongo es una estructura organizativa creada por los habitantes de esta ciudad del norte del Perú, cuyos orígenes se remontan al periodo preincaico. Su objetivo primordial es "lograr un abastecimiento equitativo y sostenible de agua, así como una gestión adecuada de la tierra", destaca la Unesco.

4 Alasita. Feria de los deseos.   Las autoridades de Bolivia celebraron ayer la inclusión de la Alasita, que significa "cómprame" en aimara, la tradicional feria de los deseos en miniatura que se celebra anualmente en La Paz. El icono de la feria es el "Ekeko", dios de la abundancia.n