ENTREVISTA

80 años de visitas a Medicina

Un libro con las personalidades relevantes que visitaron la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago será presentado hoy por el decano de la Facultad de Medicina, Juan Gestal, acompañado del rector de la USC, Juan Viaño, y del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. 

El doctor Juan Gestal, decano de la Facultad de Medicina.
El doctor Juan Gestal, decano de la Facultad de Medicina.
80 años de visitas a Medicina

Ochenta y tres años años dan para mucho, y en el caso de la Facultad de Medicina de Santiago, cuyo decano es Juan Gestal Otero, son muchos los nombres que forman parte de la historia del centro y de una titulación con casi 400 años a sus espaldas.

¿Qué valoración hace desde el decanato de la recopilación en la publicación que se presenta hoy?
La historia de nuestra Facultad en el siglo XX es una asignatura pendiente. Este libro nos permite realizar un primer acercamiento. El presidente de la Xunta en el prologo define la historia de la Facultad de Medicina que este libro nos cuenta como un “proyecto coral narrado por plumas de muy diversa índole”. 

Los prólogos dan cuenta del nivel e interés de las personalidades que podemos encontrar en el libro. ¿Cree que la relación refleja lo que ha sido y representa la Facultad para la ciudad y, por extensión, para Galicia?
La Facultad de Medicina es una institución muy querida en Santiago, que forma parte de su esencia, hasta el punto de que Santiago sin Catedral y sin Facultad de Medicina no sería Santiago. En la revisión de las hemerotecas que realicé para la preparación del libro he podido apreciar el importante impacto que en la información local ocupó a lo largo de estos 83 años la Facultad y los ilustres visitantes que por ella pasaron dejando memoria de su paso en nuestro Álbum de visitas. Sin duda han sido muchas más las personalidades distinguidas que nos visitaron a lo largo de estos años, pues no todas firmaron en el álbum. En ocasiones, la visita no fue solo a Santiago favoreciéndose de ella otras ciudades como por ejemplo Ourense que recibió el 3 de mayo de 1936 a Gregorio Marañón camino de Santiago, en donde pronunció dos conferencias, la primera en el Teatro Losada, presentado por Otero Pedrayo, en la que leyó unas cuartillas sobre el Padre Feijóo y sus amigos aludiendo a cartas conservadas en el Monasterio de Samos, cruzadas entre el Padre Feijóo, el Padre Sarmiento y Antonio Casares. La segunda en el Ateneo sobre “Síndromes hipoglucémicos”; Egas Moniz en Vigo; el doctor Martinez Bordiu en Lugo,etcétera.

¿Como autor de la recopilación, hubo algún personaje que le sorprendiera por su relevancia en el momento de la visita o su especial contribución al estudio de la Medicina dentro y fuera de nuestras fronteras? 
Son muchos los ilustres personajes que dejaron testimonio de su paso por la Facultad a lo largo de estos 83 años (1933-2016). La mayoría personajes muy importantes de la historia de la Medicina, por lo que este libro, aunque modestamente permite acercarse también a ella. Entre los españoles destacan Pío del Río Hortega, Gregorio Marañón, Jiménez Díaz, Pedro Pons, Laín Entralgo, Francisco Ayala, Barcia Goyanes, Grande Covián, y de los extranjeros el parasitólogo Eduard Reichenow, el neurofisiologo Paul Hoffmann, el pediatra Guido Fanconi, el cirujano cardíaco Christian Barnard, el inmunólogo Manuel Patarroyo. Premios Nobel como Vernon Mountcastle, André Cournand, Severo Ochoa, Andrew Schally, Torsten Wiesel. Pero también firmaron Jefes de Estado (Franco, la reina Sofía, José Mújica), diplomáticos y políticos (Fraga Iribarne, Fernández Albor, Romay Beccaria, Núñez Feijoo) e incluso un actor, Charlton Heston, que rodó en nuestra Facultad, en 1999, escenas de una serie sobre el Camino de Santiago.

Es indudable el prestigio a nivel mundial del centro. ¿A que cree que obedece este prestigio forjado a lo largo de años de progreso y dedicación?
La Facultad de Medicina de Santiago ha procurado siempre ser puntera y ya en la primera mitad del siglo XIX fue pionera en la introducción de la anestesia, realizándose en nuestro hospital las primeras intervenciones quirúrgicas con éter sulfúrico y después la primera que se realizó con cloroformo en España en diciembre de 1847. A partir de mediados del siglo XIX, con la llegada del internista José Varela de Montes, va a ser conocida como “A fonte limpa”. Tenía la última palabra sobre el diagnóstico y las posibilidades terapéuticas, y el Hospital Real era el centro quirúrgico más destacado en Galicia. Ya en estos últimos años destaca de modo importante en la investigación con la creación del Campus Vida, el IDIS (Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago) y el Cimus (Centro de Investigación de Medicina Molecular).

¿Cuál sería su deseo para los próximos años desde el Decanato para el centro que dirige?
Mis responsabilidades al frente del decanato finalizan en agosto al cumplir la edad reglamentaria de jubilación. Este libro forma parte de alguna manera de mi despedida. Queda mucho por hacer. Las tres cuestiones mas importantes a mi juicio para los próximos años son: llevar a buen puerto la construcción de la nueva Facultad de Medicina y Odontología, dotarla de forma equilibrada de profesorado, sobre todo en las áreas clínicas, y realizar una reforma bien pensada del plan de estudios que con la implantación del grado mejoró de modo muy importante la enseñanza practica, pero que precisa una reforma en profundidad de la enseñanza teórica.