SOCIEDAD

El 21% de conductores gallegos cogió el coche tras beber alcohol

Un informe advierte de que el 77% no hace las paradas recomendadas para hidratarse y descansar

Un conductor realiza una prueba de alcoholemia en un control de la Guardia Civil.
Un conductor realiza una prueba de alcoholemia en un control de la Guardia Civil.
El 21% de conductores gallegos cogió el coche tras beber alcohol

En Galicia el 21% de los conductores reconoce coger el coche tras haber bebido alcohol, el 31% son hombres y el 18% mujeres, lo que sitúa a la Comunidad por debajo de la media española, que es del 25%, según recoge el estudio "Hábitos de conducción 2018", elaborado en el marco de la campaña de seguridad vial "Un refresco, tu mejor combustible". A nivel estatal, las comunidades que ostentan un mayor porcentaje son Baleares (34%), el País Vasco (31%) y Navarra y Murcia (29%).
Por lo que respecta a los conductores gallegos, el 71% utilizan el coche para viajar, frente al 73% de la media nacional. Las comunidades en las que más se desplazan en coche para recorridos de larga distancias, tal y como se refleja en el estudio, son Madrid (85%), Aragón, Asturias y La Rioja (81%), País Vasco (79%) y Castilla y León (79%). Por el contrario, lo usan menos los habitantes de las Baleares (32%) y Canarias (29%).
Asimismo, en los largos recorridos, un 9% de los gallegos afirma no parar, algo que, si bien la DGT califica como "preocupante", está "bastante por debajo" de la media nacional, que se sitúa en un 14%. Sin embargo, el 77% no hace las paradas recomendadas, cifra idéntica a la media nacional.
Finalmente, al preguntarles a los conductores de Galicia por la hora a la que prefieren iniciar el viaje a sus destinos de vacaciones, la mayoría se decanta por salir a primera hora de la mañana -un 67%-, igual que la media nacional. Por su parte, tan solo un 6% opta por la noche.
La fatiga provoca reducción de la atención, dolor de cabeza, cansancio y fatiga muscular."Los viajeros con un nivel de hidratación insuficiente cometen los mismos errores que los que lo hacen bajo los efectos del alcohol",  señala la DGT, que recomienda mantener una adecuada hidratación, especialmente en verano y en viajes largos, porque un nivel bajo de hidratación y glucosa aumenta en un 66% la agresividad al volante, provoca un 33% más de salidas de la vía y reduce un 27% la concentración.