Efectos negativos que puede tener el tabaco en el estómago

Son muchas las desventajas que puede tener el consumo de tabaco para la salud, según opinan los expertos. Uno de los menos conocidos, o quizás menos mencionados, es el que tiene que ver con el estómago, por lo que hoy daremos un repaso por los datos más relevantes al respecto.

Efectos negativos que puede tener el tabaco en el estómago

El principal efecto nocivo que se conoce del uso del tabaco es a nivel respiratorio, tanto en lo que se refiere a las vías respiratorias superiores como inferiores. En la mayoría de los casos en que ocurre alguna afectación en esta materia, por ejemplo a nivel nasal, los consumidores o sus acompañantes lo combaten con productos como Rhinomer, para la congestión nasal.

Sin embargo, efectos tan inmediatos y simples no se pueden conseguir en casos estomacales, ya que se trata de un órgano interno al que no se tiene fácil acceso y que podría ser un poco más complejo de trabajar.

La gastritis

Muchas personas son consumidoras de tabaco alrededor del mundo por tener problemas que no son capaces de enfrentar. Por ello, es recomendable consultar con psicólogos en León antes que dejarse llevar por este tipo de compuestos que fácilmente puede volverse un vicio difícil de atacar.

Cuando ya de por sí la persona se deja envolver en un proceso de consumo bastante elevado a diario, pueden empezar a presentar afecciones como la gastritis.

El caso es que la nicotina hace que el cuerpo aumente su producción de ácido clorhídrico y este se aloja en el estómago, causando que los niveles de irritación aumenten de forma alarmante hasta el punto de que se produzcan úlceras.

Al alcanzar este punto, el fumador no tendrá más remedio que hacer cambios en la forma de consumir alimentos, apostando por algunas opciones como la dieta cetogénica, que aunque su función principal es la pérdida de peso, también se presenta como una alternativa mucho más sana que los hábitos alimenticios que tradicionalmente son utilizados.

El cáncer

Lo más común es referirse a las posibilidades de desarrollar cáncer en los pulmones, pero también hay razones suficientes para hacer ver que un consumo excesivo de tabaco puede llevar a padecer de cáncer a nivel del tracto gastrointestinal.

Una de las causas principales se produce porque ciertos ingredientes que se encuentran en la composición del cigarrillo, generan un evento de relajación sobre el esfínter del esófago. Este hecho trae como consecuencia que se presenten frecuentes episodios de reflujo. En un primer momento parecen inofensivos, pero pueden acabar produciendo un cáncer bastante complicado de atacar.

En todo caso, cuando exista sospecha de que esta enfermedad pueda estar atacando al organismo, lo más recomendable es practicarse el test de ADN mas completo, pues será capaz de determinar si el problema existe o se trata de un malestar producto de otro tipo de afección.

Abstinencia y ansiedad

Uno de los asuntos más preocupantes es que dejar el cigarrillo es bastante complicado, pues los posibles efectos negativos no solo operan en el momento de tener el vicio, sino también al momento de intentar dejarlo.

Los dos problemas que atacan con mayor fuerza son la abstinencia y la ansiedad. Ambos elementos son capaces de causar bastantes malestares a nivel gástrico que son importantes de reseñar.

Dentro de los más frecuentes se cuentan los gases, vómitos, náuseas y hasta dolores de estómago. Incluso se suele manifestar ardor estomacal que se puede tornar insoportable en alguna medida, haciendo pensar a la persona que la solución está en volver al consumo de su tabaco.

No obstante, se ha podido asegurar que un aumento en el consumo de líquidos y enriquecer de mayores cantidades de fibra a la dieta diaria, pueden generar una recomposición en este aspecto.

El asunto está en saber que esto pasará y que el cuerpo volverá a la normalidad que tenía antes de ser influenciado por los químicos presentes en el cigarrillo. Además, buscar ayuda psicológica profesional, como la que se mencionó más arriba, también puede ser bastante beneficioso.