Dieta saludable sin tomar lactosa

Una lectora pregunta cómo puede controlar su dieta si es intolerante a la lactosa

 

Dieta saludable sin tomar lactosa

La lactosa es el azúcar de la leche y sus derivados. Podemos encontrarla en este grupo de alimentos, en algunos alimentos procesados ​​y como ingrediente en numerosas salsas, postres, y cremas. 

Nuestro cuerpo necesita la actividad de una enzima conocida como lactasa para descomponer y digerir este azúcar. Tras la ingestión de los alimentos, si no existe suficiente lactasa en el intestino, se pueden producir los síntomas característicos de la intolerancia al avanzar por el tracto gastrointestinal la lactosa sin ser reducida en partes más pequeñas. Su paso como tal al intestino grueso (donde es fermentada por bacterias), desencadena síntomas como distensión abdominal, náuseas, descomposición, calambres, etc. 

La relación entre la cantidad de lactosa contenida en los alimentos de la dieta, la cantidad de lactasa en el estómago y las complicaciones digestivas, es directa, por lo que un plan dietético  libre de lactosa permite a las personas con intolerancia, disminuir molestias o evitar la aparición de los síntomas. 

Pautas que ayudan a controlar la intolerancia a la lactosa:

1). Limitar las comidas con lactosa, o reducir la cantidad de aquellos productos alimentarios que la contengan. Algunas personas son tolerantes a pequeñas cantidades de lactosa, otras por el contrario necesitan eliminarla absolutamente de su dieta. 

2). Si su caso lo permite, pruebe a comer pequeñas cantidades (50 gramos/1 vaso pequeño) de alimentos como quesos curados, leches fermentadas y yogurt. Estos alimentos contienen una cantidad discreta de lactosa. 

3). Seleccione alimentos “sin”  ó “bajo” en lactosa, siempre enriquecidos con calcio y vitamina D. Es importante mantener el consumo de alimentos ricos en estos nutrientes, las leches sin lactosa fortificadas con calcio, las bebidas de soja, de avena, de arroz, y los quesos a base de soja son buenas opciones.

4). Lea cuidadosamente las etiquetas de los alimentos y las listas de ingredientes para identificar los productos con lactosa. Algunas palabras orientan sobre el contenido de lactosa, por ejemplo, leche, lactosa, cuajo, cuajada, lactitol, suero, sabor a queso, sólidos de leche con o sin grasa, nata, leche en polvo, etc. Por el contrario, los productos que contienen ácido láctico, lactoalbúmina, lactato y caseína no contienen lactosa..

Envíe sus dudas a: 

marisol.lopez@globalnp.com