¿Cómo debe ser la alimentación tras una reducción de estómago?

 

Una serie de pautas a tener en cuenta después de la intervención como comer cantidades más pequeñas o evitar la deshidratación

 

¿Cómo debe ser la alimentación tras una reducción de estómago?

La cirugía de bypass gástrico es una de las intervenciones para adelgazar que se realizan actualmente. Esta modalidad quirúrgica puede proporcionar una pérdida de peso importante en función de las modificaciones y el nuevo estilo de vida adoptado.  

El control de la dieta posterior al bypass gástrico es de suma importancia, las prácticas correctas de realimentación beneficia tanto la recuperación post-quirúrgica como la transición hacia una nueva forma de alimentación saludable. De hecho, uno de los mayores riesgos de la dieta posterior a la cirugía de bypass gástrico proviene de no seguir un plan de alimentación adecuado. Si se come demasiado por ejemplo, o si se comen muy pronto alimentos azucarados o de digestión difícil como frutos secos, semillas, frutas deshidratadas o bebidas gaseosas, podría haber complicaciones con la posibilidad de no perder el exceso de peso o de recuperar los kilos perdidos. 

La dieta posterior a esta cirugía suele seguir un enfoque en etapas, para ayudar a que se vuelva a comer alimentos sólidos de forma gradual durante la recuperación. 

El bypass gástrico implica crear un pequeño saco desde el estómago y conectar el saco recién creado directamente con el intestino delgado, por lo que la alimentación postcirugía debe modificarse en forma y cantidad, adaptada al nuevo espacio estomacal y recorrido (los alimentos ingeridos entrarán en este pequeño saco de estómago y luego pasarán directamente al intestino delgado, esquivando buena parte del tracto gastrointestinal) 
Se pueden resumir los propósitos de la dieta después de una cirugía de bypass gástrico en: 

  • Permitir que el estómago cicatrice sin que la comida ingerida lo estire.
  • Acostumbrar a comer en las cantidades de alimentos (raciones más pequeñas) que el estómago reducido puede digerir de forma cómoda y segura.  
  • Evitar el Síndrome de evacuación gástrica rápida. Esta complicación se produce con más frecuencia después de comer alimentos con alto contenido de azúcares o grasas. Estos alimentos se desplazan rápidamente a través de la bolsa estomacal y evacúan en el intestino. El síndrome de evacuación gástrica rápida puede causar náuseas, vómitos, mareos, sudoración, etc.
  • Garantizar una ingesta suficiente de nutrientes, vitaminas y minerales. 
  • Ayudar en la pérdida de peso y evitar el aumento.
  • Prevenir la deshidratación.
  • Evitar los efectos secundarios y las complicaciones de la cirugía.

Un dietista especialista puede guiar sobre la dieta a seguir después de la cirugía, explicando el tipo y la cantidad de alimentos que se puede comer en cada comida. Seguir con detenimiento la dieta posterior a una cirugía de bypass gástrico puede ayudar a las personas adelgazar en términos seguros. 

Envíe sus dudas a: marisol.lopez@globalnp.com