SOCIEDAD

Café y glucemia

He leído informaciones contradictorias y me gustaría que me aclarase si el consumo de café puede incrementar el nivel de azúcar en sangre. 
 

La cantidad de cafeína y de otros compuestos varía según el tipo de café.
La cantidad de cafeína y de otros compuestos varía según el tipo de café.

Para la mayoría de las personas adultas y sanas, consumir hasta 4 tazas de café al día (400 mg de cafeína y obviamente sin azúcar añadido) no parece incrementar los niveles de azúcar en sangre. 
Los estudios recientes no observan un efecto notorio del consumo de esta cantidad de café (aproximadamente 400 mililitros), en la glucemia en la población sana. 
Ahora bien, el mecanismo de acción de la insulina relacionado con la cafeína puede alterarse y provocar un aumento en el nivel de azúcar en sangre cuando se excede la cantidad de cafeína o si existe Diabetes Mellitus. 
El café es una bebida especialmente compleja, tanto por la cantidad de compuestos que contiene como por los numerosos factores que le afectan. Las características de origen, procesado (natural, tostado, torrefacto) y modo de preparación del café, definen la alta variabilidad de sus sustancias (cafeína y compuestos fenólicos). Esta situación dificulta el control sobre la cantidad de cafeína y de los compuestos bioactivos del café que pudiéramos exceder y afectar la glucemia.
En la condición diabética, según algunos investigadores, el impacto de la cafeína sobre la acción de la insulina podría estar asociado con niveles de glucemia más elevados o más bajos, señalando que en algunas personas con diabetes, 4 tazas de café causarían este efecto, incluso van más allá y mantienen que beber café, cafeinado o descafeinado, podría reducir el riesgo de tener diabetes o mejorar el control de la glucemia (por el efecto de otras sustancias del café ).
Sin embargo, la evidencia científica actual sugiere que el consumo de cafeína en diabéticos, aumenta los niveles de glucosa en sangre y prolonga el período de niveles altos de glucosa en ella. 
Personalizar el consumo de café es lo más coherente, considerando que la cafeína afecta a cada persona de manera diferente (distintas suceptibilidades genéticas) y que existen muchos ensayos por confirmar. 
Si hay dificultad previa para mantener los niveles de glucemia, limitar la cantidad y tipo de café en la dieta, es hoy la opción más saludable. 

Envíe sus dudas a: 
marisol.lopez@globalnp.com