XORNAL ESCOLAR

Esfuerzo, trabajo y tolerancia, ejes del Colegio Plurilingüe Mercantil de Vigo

Una escuela abierta y familiar que atiende a cada uno d esus alumnos según su realidad concreta y apuesta por un proyecto que busca la potenciación del pensamiento oara formar opiniones propias.
 

Los alumnos del Colegio Mercantil en una actividad con la policia local.
Los alumnos del Colegio Mercantil en una actividad con la policia local.
Esfuerzo, trabajo y tolerancia, ejes del Colegio Plurilingüe Mercantil de Vigo

Hace más de 65 años, Enrique Barreiro y su mujer Vicenta Galiana fundaban el colegio Mercantil de Vigo. Corrían los años 50 del siglo pasado cuando Enrique Barreiro crea en su casa, situada en Castrelos, una academia, que pronto, más o menos en 1956, se amplía, creando con su mujer el colegio Mercantil. 
Casi diez años más tarde este centro de estudios de Castrelos se trasladará a la calle Conde de Torrecedeira, donde estará ubicado hasta el año 2000.
Tras el fallecimiento de su fundador, el colegio pasa a ser dirigido por sus hijos, quienes serán los encargados de  inaugurar las nuevas instalaciones situadas en la calle viguesa Tomás A. Alonso, en un exitoso intento de adecuarse a las exigencias de la normativa educativa.
Una nueva época
Durante los últimos 25 años, el funcionamiento del centro ha evolucionado de manera considerable, adaptándose notablemente a la realidad social y cultural de nuestra nueva época, sin embargo los ideales de formación académica y humana aportados en un inicio por sus fundadores, continúan activos.
Además, la evolución histórica del Centro ha supuesto el reto de adaptarse en cada momento a las necesidades de una sociedad cambiante. 
Esta adaptación abarca desde la adecuación de instalaciones a la  formación continua del profesorado y la  actualización del proceso de enseñanza-aprendizaje.
Un centro plurilingüe
Hoy en día, el ahora denominado centro CPR Plurilingüe Mercantil de Vigo es un colegio de carácter laico, que entiende como principio básico de la formación de nuestros alumnos/as la potenciación del pensamiento, de manera que conduzca a la formación de opiniones propias. 
Se trata de una escuela abierta y familiar que atiende a cada alumno/a según su realidad concreta y personal, considerando la educación como actividad individualizada basada en los principios de tolerancia, participación e integración, que tiene como primer objetivo la educación integral, a través del respeto a la pluralidad y a la diversidad. 
Una escuela que parte de los valores humanos y toma como ejes el esfuerzo, el trabajo y la tolerancia en la convivencia y que tiene en su carácter familiar su valor más salientable,  que permite que, realmente, cada alumno tenga entidad propia dentro del pluralismo que la sociedad presenta en la actualidad.