MUNDO

Trump reconoce a Jerusalén como nueva capital de Israel

La decisión de EEUU eleva la tensión en el mundo árabe con el rechazo también de líderes europeos

El presidente de EEUU, Donald Trump, durante el discurso en el que anunció la decisión.
El presidente de EEUU, Donald Trump, durante el discurso en el que anunció la decisión.
Trump reconoce a Jerusalén como nueva capital de Israel

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que su país reconocerá desde ahora a Jerusalén como capital de Israel y ordenó iniciar un proceso de varios años para trasladar allí la embajada norteamericana en el país. "He determinado que es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel", dijo Trump en un discurso desde la sala de recepciones diplomáticas de la Casa Blanca, en el que llamó a la calma ante las tensiones que generó su anuncio.
Trump defendió que su decisión supone meramente "reconocer algo obvio" que Israel defiende hace décadas y que sus antecesores no quisieron aceptar quizá "por falta de valentía". "Esto no es nada más ni nada menos que un reconocimiento de la realidad. Es, además, lo correcto, algo que tiene que hacerse", argumentó Trump.
Estados Unidos se convierte así en el único país del mundo que reconoce como capital de Israel a Jerusalén, donde ninguna nación tiene su embajada debido a que, tras la anexión israelí de la parte oriental de la urbe en 1980, la ONU llamó a la comunidad internacional a retirar sus legaciones de la Ciudad Santa. Los palestinos reclaman la parte oriental de la urbe (Jerusalén Este) como capital de su futuro Estado independiente.
El mandatario ordenó, además, que el Departamento de Estado comience el proceso para trasladar a Jerusalén la embajada estadounidense en Israel, que ahora está en Tel Aviv. Ese proceso tardará al menos tres o cuatro años, según la Casa Blanca, porque es necesario construir un edificio lo suficientemente grande y seguro para acoger a las aproximadamente mil personas que trabajan allí.

reacciones encontradas
Una vez confirmada la noticia, las reacciones no se hicieron esperar. Menos a favor y más en contra. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, valoró como "justa y valiente" la decisión. "La decisión del presidente es un paso importante para la paz porque no hay paz que no incluya Jerusalén como capital del Estado de Israel", declaró Netanyahu.
Al otro lado del conflicto, el presidente palestino, Mahmud Abás, dijo que Trump, viola "todas las resoluciones y acuerdos internacionales" con su decisión, mientras que el movimiento islamista palestino Hamás aseguró que el reconocimiento a Jerusalén como capital de Israel "no cambia el estatus religioso, legal y administrativo" de la ciudad.
Valoración parecida a la que hicieron parte de los paíes árabes. El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, condenó la decisión, Jordania cree que Trump "viola la legislación internacional" y Egipto mostró la preocupación por las consecuencias de la medida. 
Una incertidumbre que se trasladó a Europa. "La UE expresa la grave preocupación por el anuncio de del presidente de EEUU sobre Jerusalén y las repercusiones que esto puede tener en las perspectivas de paz", indicó la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, en un comunicado. Y el presidente francés Emmanuel Macron señalando que la decisión es "lamentable" y llamando a evitar la violencia.n