MUNDO

Trump pide la pena de muerte para el "animal" de Nueva York

El presidente de EEUU admitió que es "complicado" que el terrorista termine en Guantánamo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante su comparecencia ante los medios.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante su comparecencia ante los medios.
Trump pide la pena de muerte para el "animal" de Nueva York

n n n El presidente de EEUU, Donald Trump, admitió las complicaciones de trasladar a Guantánamo al presunto terrorista que mató a ocho personas el martes en un atropello múltiple en Nueva York, un día después de afirmar que pensaba considerar enviarlo a esa cárcel. "Me encantaría enviar al terrorista de Nueva York a Guantánamo, pero estadísticamente ese proceso lleva mucho más tiempo que pasar por el sistema (de justicia) federal", dijo Trump en su cuenta de Twitter.
Por otro lado y como ya hizo en un tuit, Trump insistió de nuevo en pedir la pena de muerte para el presunto terrorista de Nueva York, quien no mostró ningún remordimiento por sus acciones y que, según los investigadores, perpetró el ataque en nombre del grupo yihadista Estado Islámico (EI). "Pena de muerte", escribió en mayúsculas el mandatario estadounidense en Twitter.
Además, el presidente sostuvo que sería "apropiado" mantener al presunto autor del atentado, el inmigrante uzbeko Sayfullo Saipov, "en el país del horrible crimen que cometió". Tras el atropello múltiple en Manhattan, considerado el peor atentado ocurrido en Nueva York desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, Trump indicó este miércoles que pensaba considerar el envío del sospechoso a la cárcel de Guantánamo (Cuba). "Enviarlo (al sospechoso) a Guantánamo. Definitivamente lo consideraría", comentó el presidente, quien calificó de "animal" al presunto terrorista, al ser preguntado al respecto por un periodista.

caso excepcional
Nadie detenido en suelo estadounidense fue enviado nunca al penal de Guantánamo, ubicado en una base naval en Cuba, y desde 2008 no fue trasladado allí ningún presunto terrorista capturado en el extranjero. El expresidente Barack Obama (2009-2017) prometió cerrar Guantánamo nada más llegar al poder y, aunque no pudo cumplir su promesa, consiguió reducir la población carcelaria de 242 a 41 presos con la transferencia de casi dos centenares de individuos a terceros países.
El Gobierno estadounidense advirtió de que utilizará "todas las herramientas disponibles" para hacer frente al terrorismo y aseguró que está investigando a "centenares de personas" que llegaron al país como refugiados. "Nuestro objetivo no es sólo detener a los terroristas, sino evitar que nos ataquen", afirmó el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, al participar en un acto oficial en Nueva York para explicar las medidas oficiales contra el terrorismo. La intervención de Sessions se produjo dos días después de que un inmigrante uzbeko perpetrara supuestamente un atentado inspirado en el terrorismo islámico que mató a ocho personas, cinco de ellas ciudadanos argentinos, al atropellarlos deliberadamente con una camioneta en el distrito de Manhattan.
En un mensaje para explicar medidas para garantizar la seguridad interna, Sessions, también titular del Departamento de Justicia, respaldó las medidas migratorias que vino impulsando el presidente de EEUU, Donald Trump. "El presidente está determinado a evitar que los terroristas y sus simpatizantes se infiltren en nuestro país", agregó Sessions.n