MUNDO

Las sanciones de EEUU a Cuba dañarán a la inversión privada

Las restricciones buscan castigar a la cúpula militar del país que controla parte del sector turístico

La directora general para Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal Ferreiro.
La directora general para Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal Ferreiro.
Las sanciones de EEUU a Cuba dañarán a la inversión privada

n n n Con las restricciones a los viajes a Cuba y a los negocios con firmas vinculadas a las Fuerzas Armadas, EEUU busca castigar a la cúpula militar del país, que controla buena parte del sector turístico, aunque esas sanciones serán más nocivas para los emprendedores del sector privado que Trump dice proteger.
Las medidas suponen un cerrojazo a los negocios desde EEUU con el conglomerado Gaesa, dueño de Gaviota -principal grupo turístico con 83 hoteles, que albergan casi la mitad de las 65.000 habitaciones que hay en la isla, y cinco marinas-, o Cimex, que posee la mayor red de tiendas minoristas y controla en torno al 10 % del intercambio comercial de Cuba.
Desde hace un año tiene el mando de Habaguanex, la empresa estatal propietaria de los hoteles, comercios y restaurantes de La Habana Vieja, casco histórico de la capital cubana, el lugar de la isla por el que pasan más turistas. "Gaesa tiene un peso importante, sobre todo en el turismo, pero el 70% de la economía cubana se sustenta en sectores fuera de su control, como el azucarero, el níquel, la producción de ron o tabaco, la biotecnología o la explotación de petróleo", explicó Juan Triana, del Centro de Estudios de la Economía Cubana.
Hay poca transparencia en Cuba sobre la magnitud de Gaesa, cuyos tentáculos llegan también a la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, proyecto estrella de Cuba para atraer capital extranjero, y a entidades del sector de defensa y seguridad, con las que las empresas estadounidenses tampoco podrán hacer negocios. Gaesa es también dueño de una mínima parte de Etecsa, el monopolio estatal de las telecomunicaciones.
El conglomerado nació modestamente en los años 80 y experimentó un fuerte crecimiento cuando Raúl Castro llegó a la Presidencia del país y puso en manos de militares de su confianza numerosas empresas estatales.No en vano, el presidente de Gaesa es el general de brigada Luis Alberto López Calleja, que fue yerno del mandatario.n