El parlamento flamenco rechaza una moción de la extrema derecha para reconocer la independencia de Cataluña

El Parlamento flamenco ha rechazado por amplia mayoría este miércoles una moción presentada por el partido de extrema derecha Vlaams Belang para pedir el reconocimiento de la independencia de Cataluña, una propuesta que sólo ha sumado cuatro de los 99 votos expresados por la Cámara.

El parlamento flamenco rechaza una moción de la extrema derecha para reconocer la independencia de Cataluña



El texto presentado por la extrema derecha flamenca pedía al Gobierno flamenco condenar de forma "inequívoca" la "represión" de las autoridades españolas contra "la lucha catalana por la independencia" e instaba al Gobierno federal belga a "reconocer Cataluña como un Estado soberano e independiente".

Los distintos partidos políticos con presencia en la Cámara flamenca, sin embargo, tienen como norma tumbar toda propuesta que provenga del partido de extrema derecha, sea cual sea su contenido, por lo que tampoco esta moción ha prosperado.

Con todo, el Vlaams Belang ha querido someter a voto el documento para exponer su apoyo al desafío independentista y al exGovern de Carles Puigdemont y acusar al Gobierno de Mariano Rajoy de rechazar toda oferta de diálogo llegada desde Barcelona.

También censuró en la moción rechazada que el Gobierno español haya "asumido las competencias concedidas democráticamente al Gobierno catalán" y que quienes formaron el Ejecutivo de Puigdemont sean ahora "perseguidos".

El voto se ha celebrado horas después de un debate en el Parlamento flamenco en el que los grupos se han mostrado mayoritariamente partidarios de llamar al "diálogo" como herramienta para resolver la crisis política en Cataluña y algunos han apuntado a la conveniencia de que la UE interviniera para facilitarlo.

Con todo, Vlaams Belang ha sido el único que ha llegado a plantear el reconocimiento de la declaración unilateral de independencia catalana, no así el partido nacionalista flamenco (N-VA) que forma coalición en el Gobierno federal, a pesar de que pesos pesados del partido se han expresado en apoyo a Puigdemont y sus exconsellers.