MUNDO

Cinco muertos en un tiroteo en un aeropuerto de Florida

La Policía, que arrestó a un hispano, considera que es "demasiado pronto" para hablar de terrorismo

Cientos de personas se refugiaron en las pistas de aterrizaje y en el exterior del aeropuerto.
Cientos de personas se refugiaron en las pistas de aterrizaje y en el exterior del aeropuerto.
Cinco muertos en un tiroteo en un aeropuerto de Florida

nnn Al menos cinco personas fallecieron como consecuencia de uno de los dos tiroteos registrados ayer en el aeropuerto Fort Lauderdale-Hollywood, en el sur de Florida, según fuentes policiales que confirmaron el arresto de un hombre hispano sospechoso que portaba identificación militar, sin descartar que se trate de un acto terrorista, aunque aseguraban que era "demasiado pronto". "Hay un incidente en la terminal 2, en la recogida de equipaje", publicó inicialmente el aeropuerto en Twitter, donde informó también de la suspensión temporal de "todos los servicios" hasta nuevo aviso. 
Además de este grave incidente, la Dirección de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés), confirmó que posteriormente se habían producido nuevos disparos en la zona del garaje situado entre los terminales 1 y 2 de este aeródromo del sur de Florida. Por ello la terminal y sus alrededores eran sometidos a un enorme despliegue policial debido a la búsqueda de un segundo hombre armado
Sobre el primero de los tiradores, un testigo citado por la cadena NBC News aseguró que disparó aparentemente al azar contra las personas que se encontraban en la zona de recogida de equipajes. El sheriff del condado de Broward cifró en cinco muertos y 13 heridos el número de víctimas.
El senador Bill Nelson identificó al presunto tirador como Esteban Santiago. Según Nelson y otras fuentes citadas por medios como CBS News, Santiago tiene 26 años, es natural de Nueva Jersey y portaba en el momento del crimen una tarjeta de identificación militar. La Policía local aseguró que llegó en un vuelo procedente de Canadá y había facturado el arma con la que perpetró los disparos.

Actuó solo
Agentes del FBI y detectives de la oficina del sheriff comenzaron ya con los interrogatorios, con el objetivo de conocer unas motivaciones que todavía no han trascendido. Las autoridades sospechan que Santiago actuó solo.
Scott Israel, alguacil del condado de Broward, donde se encuentra el aeropuerto de Fort Lauderdale, dijo y que es "demasiado pronto" para saber si el tiroteo que acabó hoy con la vida de al menos cinco personas y dejó heridas a otras ocho es un acto de terrorismo. El oficial de Broward, situado al norte de Miami, indicó que el el autor del "horrible incidente" parece que actuó solo, ya fue detenido sin ofrecer resistencia y colabora con las autoridades. "El FBI tendrá que determinar si se trata de un acto de terrorismo", indicó.
George Piro, de la oficina del FBI en Miami, confirmó que la investigación está en una "fase muy inicial" y, por lo tanto, es prematuro determinar el motivo del ataque.
Algunos medios informan de que el sospechoso voló ayer y al recoger su maleta, fue al baño, donde extrajo el arma que había facturado, regresó a la zona de equipajes de la terminal 2 y comenzó a disparar a las 12.55 hora local. Las autoridades no informaron del tipo de arma utilizada.

Fort Lauderdale recibe cada día entre 80.000 y 100.000 pasajeros

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ordenó ayer la suspensión en los aeropuertos de origen de todos los vuelos con destino a Fort Lauderdele. Además, muchos vuelos que ya estaban en el aire con destino a Fort Lauderdele eran ayer desviados a otros aeropuertos del sur de Florida. La FAA recomendó a los pasajeros que consultaran con sus aerolíneas sobre la situación de los vuelos.
En el aeródromo se produjeron escenas de caos. "Se han realizado disparos. Todo el mundo corre", escribió en Twitter poco después del tiroteo el exportavoz de la Casa Blanca Ari Fleischer,.
Mark Gale, director del aeropuerto, aseguró que lo revisarán metódicamente para poder garantizar que está libre de peligro, aunque desconoce cuándo podrá ser reabierto, pues no pueden decir que no hay todavía una "amenaza viable". Señaló que el aeródromo es uno de los de más ocupados del país" y que en un día típico recibe entre 80.000 y 100.000 pasajeros. Agregó que las terminales están cerradas y algunos pasajeros se hallan en refugios con protección de agentes, los cuales les van evacuando progresivamente. Otros pasajeros se hallan incluso en aviones que están en la pista de aterrizaje para despegar.
El presidente saliente, Barak Obama, fue informado sobre lo ocurrido, según la Casa Blanca. El mandatario electo, Donald Trump, confirmó en Twitter que había podido hablar con el gobernador de Florida Rick Scott. "Mis pensamientos y oraciones están con todos. Permaneced a salvo", escribió en la red social.n