MUNDO

Merkel reclama celeridad en la formación del nuevo Gobierno

Tras el "sí" de los socialdemócratas a la gran coalición, la canciller pide una voz fuerte para Alemania

Merkel, durante la rueda de prensa en Berlín.
Merkel, durante la rueda de prensa en Berlín.
Merkel reclama celeridad en la formación del nuevo Gobierno

n n n La canciller alemana, Angela Merkel, pidió ayer celeridad para poner en marcha el nuevo Gobierno en Berlín después del "sí" de las bases socialdemócratas a una gran coalición, pues el país debe tener un "voz fuerte" en Europa y el mundo. La conservadora Merkel compareció ante los medios mientras el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, ponía formalmente fin a más de cinco meses de parálisis al enviar al Bundestag (cámara baja) la propuesta de investirla canciller para una cuarta legislatura, en una sesión que se celebrará previsiblemente el próximo 14 de marzo. "Es importante que el Gobierno comience a trabajar rápido y yo, como posible canciller, espero ser elegida, pondré todo mi empeño para que este Gobierno trabaje bien para los ciudadanos de Alemania", manifestó Merkel.
En sus primeras declaraciones tras difundirse el domingo los resultados de la consulta socialdemócrata, aseguró que se esforzará al máximo para que su cuarto Gabinete tenga presencia en Europa para afrontar los actuales retos globales. Merkel recordó que cada día se escucha que "se necesita Europa, que se necesita una voz fuerte de Alemania, junto a Francia y otros socios europeos" ante, por ejemplo, la guerra en Siria, la competencia de China o la disputa con Estados Unidos en materia comercial.
Asimismo, consideró que el respaldo de dos tercios que obtuvo la gran coalición en la consulta socialdemócrata es una "muy buena base para el trabajo conjunto" y destacó que el acuerdo suscrito, de 177 páginas, es "un libro lleno de mandatos y tareas". La secretaria general de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Annegret Kramp-Karrenbauer, aplaudió en este sentido la "base amplia y clara" del SPD que ha apoyado el acuerdo y deseó que la entrada del nuevo Ejecutivo sea "buena y rápida". Confió además en que el nuevo Gobierno pueda regresar "muy rápido" a hacer propuestas en Europa, el primer capítulo del pacto de coalición.
En declaraciones a la televisión pública "ARD", el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, coincidió en que el acuerdo es una buena base para gobernar y hacer avanzar el país, pero recordó que la coalición que se formará tras las elecciones del 24 de septiembre no es un "matrimonio por amor". A este respecto, aseguró que los socialdemócratas defenderán sus posiciones en el Gabinete, algo que también tiene intención de hacer el bloque conservador, como dejó claro Kramp-Karrenbauer.
El tercer partido en la coalición de Gobierno será la Unión Socialcristiana (CSU), aliada bávara de la CDU que ayer reveló que tres hombres ocuparán los tres ministros que le corresponden en el próximo Gabinete, rompiendo la paridad que se ha comprometido a respetar la formación de Merkel y el SPD. Entre los nombramientos destaca el de actual primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, que dimitirá de este cargo el 13 de marzo para asumir Interior, desde donde gestionará la política migratoria que tanto criticó. Los otros dos ministros de la CSU serán Andreas Scheuer, que abandonará la secretaría general de la formación para hacerse cargo de Transportes, y Gerd Müller, que continuará como titular de Desarrollo.

ministerios del spd
El SPD debe todavía hacer públicos los nombres de las personas que asumirán los seis ministerios que le corresponden, entre ellos carteras clave como las de Finanzas, Asuntos Exteriores y Trabajo. Los socialdemócratas aseguraron que serán tres hombres y tres mujeres y se baraja que sus nombres se darán a conocer el día 12. Entre los socialdemócratas con más opciones de hacerse con una cartera se encuentran el alcalde-gobernador de Hamburgo, Olaf Scholz, al que se sitúa en Finanzas, y Heiko Maas y Katarina Barley, actuales titulares de Justicia y Familia. n