MUNDO

Maduro jura su cargo con un fuerte rechazo internacional

La UE y 19 países de la OEA no reconocen su legitimidad y piden elecciones democráticas en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), asiste a una ceremonia de juramentación de las Fuerzas Armadas como presidente para un segundo período de gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (c), asiste a una ceremonia de juramentación de las Fuerzas Armadas como presidente para un segundo período de gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025
Maduro jura su cargo con un fuerte rechazo internacional

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo estar listo para seis años más en el poder como un "demócrata" en el inicio de su segundo mandato, cuya legitimidad es cuestionada por la oposición local y numerosos gobiernos extranjeros. "Soy un presidente demócrata de verdad", dijo el mandatario durante la toma de posesión que se llevó a cabo en el Tribunal Supremo de Justicia, en Caracas, y a la que asistieron solo seis jefes de Estado: Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; y Abjasia, Raul Jadyimba (los dos últimos países no reconocidos por Naciones Unidas).
"Aquí estoy, listo, de pie, para democráticamente llevar las riendas de nuestra patria hacia un mejor destino (...) hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la constitución, con la democracia y con nuestro pueblo", prosiguió el mandatario entre los aplausos de sus simpatizantes.
Las palabras del líder chavista responden a los señalamientos de 19 países americanos y de la Unión Europea (UE) que no reconocen la legitimidad de su reelección por haber sido obtenida en unos comicios señalados de fraudulentos y en los que no participó el grueso de la oposición.
El Gobierno de Estadios Unidos anunció que no reconocerá la "toma de posesión ilegítima de la dictadura" del presidente venezolano Nicolás Maduro, a la vez que incrementará su presión sobre ese "régimen corrupto". También la UE lamentó la investidura, después de hacer "caso omiso" al llamamiento para la celebración de unas elecciones democráticas y opinó que ello aleja una solución negociada.
La Organización de Estados Americanos (OEA) tampoco reconoció la legitimidad del segundo mandato de Maduro, pidió convocar nuevos comicios e instó a sus miembros a adoptar medidas que permitan contribuir al restablecimiento del orden democrático en ese país.