MUNDO

La Justicia venezolana blinda al presidente Nicolás Maduro

Los seguidores del gobierno ridiculizan el revocatorio aprobado por la Asamblea Nacional

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, realizó declaraciones en las emisoras obligatorias de radio y televisión.
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, realizó declaraciones en las emisoras obligatorias de radio y televisión.
La Justicia venezolana blinda al presidente Nicolás Maduro

 La Asamblea Nacional venezolana volvió a intentar, aunque sin éxito, la revocación del presidente Nicolás Maduro por "abandono del cargo" y exigió una salida electoral a la crisis económica y social del país. La bancada oficial tachó  de "acto de ridiculez" la decisión de la Asamblea sobre el revocatorio de Maduro ya que no va a tener ningún efecto jurídico. El Tribuna Superior de Justicia protege al presidente y ya insinúa la nulidad de las decisiones de la Asamblea.
El artículo 233 de la Constitución venezolana contempla entre las causas de "falta absoluta" del presidente el abandono del cargo. Si esta falta tiene lugar en los primeros cuatro años de mandato, como es el caso de Maduro, deberían celebrarse elecciones dentro de los siguientes 30 días. No obstante, el Tribunal Superior de Justicia, controlado por el presidente, recordó una anterior sentencia de noviembre de 2016 en la que se instaba a la Asamblea Nacional a que se abstuviera de "convocar y realizar actos que alteren el orden público; instigaciones contra autoridades y poderes públicos, así como otras actuaciones al margen de los derechos constitucionales y del orden jurídico".
El diputado Henry Ramon Allup, anterior presidente del Parlamento, admitió que votaron el revocatorio de Maduro por "abandono del cargo" aún a sabiendas de que "no va a haber elecciones" y que "Maduro se va a quedar ahí". Según la bancada oficialista, lo sucedido en la jornada del lunes en la Asamblea Nacional es sólo un intento de "fallido golpe de Estado" sin consecuencia jurídica alguna.

tensión en la asamblea
La Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por los opositores a Maduro, anunció la votación del revocatorio al presidente a través del diputado Julio Borges, quien asumió la presidencia de la Cámara la pasada semana. Durante la votación, la bancada fiel al mandatario venezolano abandonó la sala y al término del pleno los diputados opositores corearon: ¡Elecciones ya! 
Sin embargo, el TSJ ya emitiera  un comunicado, previo a la votación de la Asamblea, advirtiendo a la Cámara que estaban actuando "al margen de sus atribuciones constitucionales" por lo que previsiblemente no avalará esta nueva iniciativa contra Nicolás Maduro. En realidad, sólo se requerían 84 diputados para exigir elecciones y declarar el "abandono del cargo" del presidente. Sin embargo, se consiguieron 106 votos a favor del acuerdo.
Pero los oficialistas están tranquilos. Maduro permanecerá en el poder aunque la Asamblea Nacional pida nuevas elecciones y considere su destitución. El TSJ ya dejó claro que no tienen facultad para destituir a Maduro. De hecho, los fieles al presidente creen que esta "acción inútil" no va a tener "ningún efecto jurídico ni político". Consideran además que son "actos ilegales" e "inconstitucionales".

Maduro habla de "golpistas" y dice que "no abandonó el cargo"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que no abandonó su cargo después de que el Parlamento, de mayoría opositora, lo decretase así este lunes y, a su vez, juramentó un "comando antigolpe" para hacer frente a este "manifiesto golpista". "El manifiesto nulo, sin eficacia de ningún tipo que aprobó la pandilla de la Asamblea Nacional, es un manifiesto golpista, autoriza, entre comillas, para que se haga lo que sea, intervenir Venezuela, atentados terroristas contra nuestro país", afirmó Nicolás Maduro en cadena obligatoria de radio y televisión. El presidente venezolano pidió a los diputados que firmaron su supuesto abandono del cargo atenerse a las consecuencias "del llamado al golpe de Estado" y aseguró que hará cumplir la Constitución. "Soy el presidente de la República, el jefe de Gobierno y el jefe del Estado por mandato del pueblo, y con el pueblo seguiré, defendiendo la paz, protegiendo al pueblo", sostuvo el mandatario, que llamó a la "unión nacional" para "defender" la Carta Magna.
En este sentido, el jefe de Estado detalló que juramentó al "comando antigolpe" para garantizar la vigencia del orden constitucional y el derecho al "funcionamiento de la economía, de la sociedad", defender la soberanía nacional y, enfatizó, para "evitar la violencia".
Los opositores "están buscando un desencadenante violento, están buscando hechos de violencia por aquí, por allá, no lo permitamos. Si sabemos quiénes son los promotores de violencia, actuemos preventivamente, nuestro pueblo aplaudirá y nos lo agradecerá", sostuvo Maduro.n