AGENCIAS

Italia gira a la derecha y se enfrenta a la incertidumbre política por la ausencia de mayorías

Los italianos han decidido el domingo dar un giro hacia el populismo abandonando el centro-izquierda. Ahora, Italia se enfrenta a un complicado escenario tras la victoria, sin mayoría, de la coalición de derechas con Forza Italia y la Liga Norte a la cabeza, a pesar de que el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) ha sido la formación política que ha obtenido un mayor número de apoyos.

Mateo Salvini, candidato de la Liga Norte (LN) a las elecciones de Italia
Mateo Salvini, candidato de la Liga Norte (LN) a las elecciones de Italia
Italia gira a la derecha y se enfrenta a la incertidumbre política por la ausencia de mayorías



El resultado de los comicios ha sido el menos favorable a los intereses de Bruselas. La tercera economía de la zona euro ha constatado el domingo el auge de los euroescépticos de la Liga Norte o del M5E y el hundimiento de los partidos más tradicionales como Forza Italia, o el centro izquierda del Partido Democrático

De hecho, el ex primer ministro Matteo Renzi ha decidido renunciar como líder del Partido Democrático después del mal resultado obtenido por la formación en las elecciones del domingo, según informan la agencia de noticias Ansa y la cadena RAI.

Renzi, que fue primer ministro entre febrero de 2014 y diciembre de 2016, ha optado por dejar el cargo después de que el partido haya quedado por debajo del 19 por ciento de los votos, pese a ser la segunda fuerza más votada.

El antiguo primer ministro confiaba poder retornar al Palazzo Chigi pero la división en la izquierda italiana le ha privado de esta posibilidad.

Las grandes vencedoras de las elecciones legislativas del domingo han sido la ultraderechista Liga Norte y el populista Movimiento Cinco Estrellas. La formación que lidera Luigi Di Maio ha recabado casi el 32 por ciento de los votos, convirtiéndose en la fuerza más votada pero sin mayoría suficiente para conformar Gobierno en solitario. Maio ha insistido en su negativa de pactar con cualquier otro partido o coalición de partidos. Si cumpliera su promesa, Italia estaría abocada a la ingobernabilidad.

Además, parece complicado que el M5E y la Liga Norte puedan llegar a entenderse para conformar gobierno.

La Liga Norte ha sido el partido más votado dentro de la coalición de derechas, pero ha quedado por detrás del Movimiento Cinco Estrellas, e incluso del Partido Democrático que pasará a ser oposición.

No obstante, la Liga se siente ganadora y el líder del partido, Mateo Salvini,, ya ha recalcado el lunes que "no" está dispuesto a trabajar con el Movimiento Cinco Estrellas y no ha descartado ser él quien encabece el próximo Gobierno italiano.

"Corresponde al centro-derecha gobernar", ha sostenido Salvini en su primera valoración de los resultados de las elecciones generales del domingo en Italia, que sitúan a dicha alianza por debajo del 40 por ciento de los votos requeridos para tener una mayoría suficiente para gobernar. "En el centro-derecha todos están contentos, hay una coalición que puede gobernar", ha insistido.

Salvini, que ha asegurado que es y seguirá siendo "populista" porque "quien escucha al pueblo cumple su deber". Ha reivindicado que "la Liga ha ganado en el centro-derecha y permanecerá al frente del centro-derecha". En su opinión, el resultado obtenido por su partido es "un voto de futuro". Por otra parte, Salvini ha indicado que por ahora no ha hablado con el líder de Forza Italia, el exprimer ministro Silvio Berlusconi, ni con la líder de Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, el otro principal socio de la coalición de centro-derecha.

Asimismo, el líder del partido anti-inmigración y euroescéptico ha criticado el euro, "una elección equivocada", si bien ha admitido que es impensable celebrar un referéndum sobre la salida de Italia de la moneda única, entre otras cosas porque, según él, esta está abocada a desaparecer, "no porque lo quiera yo, sino porque lo dicen tantos".

Pero el partido con un mayor número de votos no ha sido la Liga Norte, sino el Movimiento Cinco Estrellas que ha logrado más de 9 millones de votos, lo que representa el 31,98 por ciento del total de papeletas. La segunda fuerza con más votos es el Partido Democrático (PD), que logra 5,4 millones de apoyos, lo que supone el 18,98 por ciento de los apoyos.

El tercer partido con más sufragios es la ultraderechista Liga Norte, que consigue hasta el momento 5,1 millones de papeletas, lo que representa el 17,9 por ciento del total. Su socio de coalición, Forza Italia, el partido liderado por el ex primer ministro Silvio Berlusconi, se queda por detrás en votos, con el 13,88 por ciento de los sufragios, gracias a 3,9 millones de papeletas. El tercer miembro de la coalición, Hermanos de Italia, se sitúa con el 4,35 por ciento de los votos, con 1,2 millones de sufragios. En total, la alianza de centro derecha suma un 36,13 por ciento de los votos, sin llegar a alcanzar el 40 por ciento que se considera necesario para hacerse con una mayoría absoluta en el Parlamento.

De confirmarse estos resultados, ningún partido podría gobernar en solitario y deberá buscar apoyos en otras formaciones para garantizarse un gobierno estable. El diputado saliente del M5S y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores y Comunitarios, Alessandro di Battista, ha expresado su optimismo y ha tildado los resultados, de confirmarse, de apoteósicos.

Asimismo, ha alertado al resto de formaciones de que tendrán que hablar con ellos una vez se confirmen los datos. "Si se confirman los datos será un triunfo del M5S, una verdadera apoteosis, lo que demuestra la calidad de nuestro trabajo y demuestra que cada uno tendrá que venir a hablar con nosotros. Es la primera vez que esto sucede. Es la mejor garantía de transparencia para los italianos", ha aseverado, según ha recogido el diario local `Il Corriere della Sera`.

El PD, que ha obtenido hasta el momento un 18,94 por ciento de los apoyos, quedaría relegado a la oposición, tal y como ha señalado el senador Ettore Rosato.

"Si el resultado se confirma, pasaremos a la oposición", ha insistido. La coalición de centro-izquierda se haría con unos 130 escaños --hay que alcanzar 316 para hacerse con la mayoría--, según las proyecciones realizadas por el Consorzio Opinio Italia para la cadena de televisión pública RAI.

La incertidumbre continúa dado que ninguna fuerza política habría alcanzado el 40 por ciento de los apoyos, lo que dejaría en manos de los distintos acuerdos la posibilidad de formar un Gobierno de cara al futuro.

En cuanto a la participación, los datos oficiales del Ministerio del Interior apuntan a un 75,24 por ciento del censo, según datos correspondientes a 7.957 de los 7.958 municipios italianos.

En el Senado la coalición de centro-derecha se ha hecho con un 37,56 por ciento de los votos --entre 124 y 144 escaños-- con el 81 por ciento de los votos escrutados, mientras que el M5S ha logrado el 31,45 por ciento --lo que le permitiría ocupar entre 102 y 122 asientos--. Le sigue la coalición de centro-izquierda con 23,60 puntos porcentuales --entre 44 y 64 escaños-.