MUNDO

Un hombre mata a 12 personas en un bar cerca de Los Ángeles

El tirador, un exmarine con un arma adquirida de forma legal, se suicidó después de llegar la policía

Dos mujeres envueltas en una sábana abandonan el área del tiroteo cerca del bar Borderline.
Dos mujeres envueltas en una sábana abandonan el área del tiroteo cerca del bar Borderline.
Un hombre mata a 12 personas en un bar cerca de Los Ángeles

n n n Un tiroteo ocurrido poco antes de la medianoche en un bar de Thousand Oaks (California, EE.UU.), a unos 55 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, se saldó con doce muertos, entre ellos un policía, y veinticinco heridos, además del suicidio del atacante, identificado como Ian David Long.
El incidente se produjo en torno a las 23.20 horas locales en el Borderline Bar & Grill, donde el presunto autor, encapuchado y vestido completamente de negro, abrió fuego en primera instancia contra el portero, entró en el local y descargó contra más empleados, antes de disparar indiscriminadamente dentro del club, explicó a los medios el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean. En el interior del bar se celebraba una fiesta juvenil a la que acudieron centenares de personas, algo que era frecuente en el establecimiento todos los miércoles.

pánico y avalanchas
Según testigos, se escucharon varios disparos en el interior del local, lo que provocó el pánico y que muchos de los clientes se abalanzaran a la salida mientras otros buscaban refugio. Además, varios de los presentes aseguraron que el agresor empleó bombas de humo en el interior. "Tiró granadas de humo por todas partes. Vi cómo apuntaba por la espalda a la chica que estaba en la caja registradora. No paraba de disparar", dijo John Hedge, residente de Moorpark, a la cadena local ABC7.
De los 25 heridos, 23 son leves y acudieron a los hospitales por su propio pie, mientras que otras dos personas fueron transportadas en ambulancia, indicó el cuerpo de bomberos de Ventura.
Entre los fallecidos está el "número dos" del sheriff del condado, Ron Helus, que fue alcanzado por varias balas tras acudir al lugar en respuesta a la primera llamada de emergencia.
El atacante, que actuó solo, se suicidó tras ser confrontado por la policía. Long era un exmarine estadounidense que posiblemente sufría de estrés postraumático y que empleó en el ataque una pistola Glock de calibre 45. El arma, comprada legalmente, incluía un dispositivo que le permitió disparar más balas de lo normal. Por ahora se desconocen los motivos que lo llevaron a tirotear a decenas de personas.n