VENEZUELA

Guaidó se autoproclama presidente de Venezuela y pone en jaque a Maduro

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, se autoproclamó hoy como presidente y dejó en jaque al Gobierno de Nicolás Maduro, quien esta misma jornada recibió a sus seguidores en las puertas del palacio presidencial tras atender el llamamiento chavista a respaldarle.

Opositores se manifiestan en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
Opositores se manifiestan en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
Guaidó se autoproclama presidente de Venezuela y pone en jaque a Maduro

Maduro también recibió el apoyo de la Fuerza Armada a través del ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, que a través de su cuenta en Twitter manifestó su rechazo al autoproclamado presidente.

Guaidó desafió a Maduro al ofrecer el discurso final de una masiva manifestación opositora en Caracas, que reclamaba el fin de la "usurpación" de la Presidencia a manos de Maduro y de la acuciante crisis política y económica que atraviesa la nación.

"Hoy 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos de la Constitución (...) ante Dios todopoderoso, Venezuela (...) juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela", dijo ante cientos de miles de asistentes.

Entre gritos de júbilo, Guaidó dijo que daba este "paso" para "lograr el cese de la usurpación, (instalar) un gobierno de transición y tener elecciones libres", la consigna que ha esgrimido desde que los focos le apuntaron al encumbrarse en la jefatura de la Cámara.

Pero Maduro, que no abandonó esta jornada la sede del Ejecutivo pese a que sus seguidores lo esperaban en el oeste de Caracas, dijo -en lo que se asemejó a una orden- que los órganos de justicia del país deben "actuar apegados a la ley" tras la jura de Guaidó.

"Le toca a los órganos de justicia actuar apegados a la ley y a los códigos de Venezuela, ya ese es un tema de la justicia para preservar el Estado, el orden democrático y la ley venezolana", indicó Maduro ante simpatizantes a las puertas del palacio presidencial de Miraflores.

"¿Puede autojuramentarse un cualquiera como presidente? ¿O es el pueblo venezolano quien elige a su presidente?", preguntó a sus seguidores el mandatario.

La Fiscalía venezolana, a la que más temprano el Supremo instó a proceder contra la directiva del Parlamento por usurpación de las funciones del Ejecutivo, aún no se ha pronunciado después de que Guaidó se adjudicara las competencias de la Presidencia.

Asimismo Maduro, en el poder desde 2013, acusó al Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, de dirigir "una operación para imponer" en Venezuela, a través de un golpe de Estado, "un Gobierno títere a sus intereses".

"¿Podemos los venezolanos `calarnos` (soportar) que desde Washington se pretenda imponer un presidente en Venezuela? Es una gravísima irresponsabilidad, es una gravísima insensatez de la política extremista del Gobierno de Donald Trump", añadió.

El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino, ofreció su apoyo a Maduro y aseguró que los militares no aceptarán a Guaidó, "un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses".

"El desespero y la intolerancia atentan contra la paz de la nación. Los soldados de la patria no aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la ley", dijo el funcionario en su cuenta de Twitter.

El mensaje fue redifundido por Nicolás Maduro, así como el del jefe del comando estratégico operacional de la Fuerza Armada, Remigio Ceballos, quien señaló que los militares serán "leales" al mandatario chavista.

"Somos respetuosos de la Constitución y la ley. Venezuela eligió presidente, somos soberanos y leales a nuestro comandante en jefe, Nicolás Maduro Moros. Traidores, no sigan desde el extranjero irrespetando a la patria", dijo Ceballos, también en Twitter.

Estos dichos constituyen un inequívoco respaldo a Maduro, a quien la plana mayor de la Fuerza Armada ya había reconocido como su comandante en jefe hace casi dos semanas.

La autoproclamación de Guaidó es otro capítulo de la severa crisis política y económica que atraviesa Venezuela, y el mayor acto de desconocimiento que ha hecho el antichavismo al Gobierno de Maduro.

La oposición ha reiterado que no reconoce la legitimidad del nuevo mandato presidencial de seis años que juró Maduro ante el Supremo hace casi dos semanas.

El líder chavista se impuso con holgura en los comicios presidenciales de mayo pasado, unas elecciones en las que no participó la mayoría de la oposición que tachó las votaciones de fraudulentas.

Por esta razón, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), así como varios Gobiernos de la región, han declarado que no reconocen la legitimidad del segundo mandato de Maduro.