MUNDO

Diez muertos en Irán durante las protestas contra el régimen

El presidente Rohani culpa a "los enemigos de la República Isámica" como EEUU, Israel y Arabia Saudí

Una manifestante se enfrenta a la policía durante las protestas en Teherán.
Una manifestante se enfrenta a la policía durante las protestas en Teherán.
Diez muertos en Irán durante las protestas contra el régimen

nnn La cifra de muertos en las manifestaciones de protesta contra las políticas económicas del gobierno del presidente iraní, Hasan Rohaní, asciende a 10, informó ayer la televisión estatal. Los informes oficiales hablan de heridos pero no los cuantifican, y los detenidos ya son 300 en unas protestas contra el régimen que comenzaron el pasado jueves en la ciudad de Mashad y continuaron en otras ciudades del país.
Rohaní dijo que los enemigos de Irán azuzaron a ciertos grupos para promover incidentes porque no toleran los "éxitos" que Irán ha obtenido con el acuerdo nuclear con el G5+1 y en sus medidas contra el terrorismo en la región."Nuestro progreso para ellos era intolerable, nuestro éxito en el mundo de la política ante Estados Unidos y el régimen sionista (en referencia a Israel) fue intolerable para ellos", dijo Rohaní en una reunión con los jefes de las comisiones del Parlamento del país, en declaraciones difundidas por la agencia local iraní ILNA.
Rohaní explicó que su gobierno ha tenido muchos éxitos, como el acuerdo nuclear alcanzado en 2015 con las seis grandes potencias mundiales y "el papel importante y básico" de Irán en la eliminación del terrorismo de la región. El presidente se quejó de las criticas internas contrarias al acuerdo nuclear y pidió que se aprecie el esfuerzo y logro de su gobierno.

el empleo, la prioridad
A nivel interno, el presidente Rohaní dijo que el empleo era su prioridad porque "no hay mayor peligro que el desempleo" y reiteró que su gobierno ha creado 700.000 empleos, que a su juicio es un cifra considerable.
Reconoció que hay problemas en el país que deben de ser solucionados y que el pueblo tiene derecho a criticar, pero que "hay que elegir la manera y la vía legal para expresar la critica".
Subrayó que la mejor respuesta es que "el Parlamento, el Gobierno, el Poder Judicial, las Fuerzas Armadas y todos los responsables del país estén juntos y unidos", independientemente del partido político al que pertenecen.
El Parlamento iraní celebró ayer una sesión extraordinaria para evaluar la situación en el país a raíz de la ola de manifestaciones no autorizadas. El legislativo acusó a Israel, Estados Unidos y Arabia Saudí de fomentar los disturbios . El Portavoz de la comisión de la Seguridad Nacional y Politica Exterior del Parlamento, Seyed Hosein Naqaví Hoseiní, dijo que "el pueblo de Irán no tolerará que un grupo perturbe el orden público y ocasione daños" a los demás, informó la agencia iraní de noticias ISNA.
Por otra parte, los parlamentarios reconocieron que se ha producido un deterioro de la confianza de la población ante el aumento de coste de la vida, la política económica y los casos de corrupción que se han detectado.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, negó a acusación del presidente iraní Rohani de que Israel está detrás de los incidentes calificó de "falsas" e "hilarantes" las acusaciones y elogió a los "valientes" manifestantes y sus exigencias de "libertad" y "justicia" y se refirió al "cruel régimen iraní" que gasta "millones de dólares en diseminar el odio" en lugar de construir escuelas y hospitales para sus propios ciudadanos.n