MUNDO

Díaz-Canel presidirá Cuba sin prescindir del legado de Castro

Deja claro que en su mandato "no habrá espacio para los que aspiran a una restauración capitalista"

Raúl Castro levanta el brazo su sustituto en la Presidencia de Cuba, Miguel Díaz-Canel
Raúl Castro levanta el brazo su sustituto en la Presidencia de Cuba, Miguel Díaz-Canel
Díaz-Canel presidirá Cuba sin prescindir del legado de Castro

n n n Miguel Díaz-Canel se convirtió ayer en el nuevo presidente de Cuba con la única promesa de garantizar la continuidad de la Revolución y el legado de la generación histórica, sin prescindir de su mentor, Raúl Castro, quien seguirá a la cabeza de las decisiones más trascendentes para el país. A punto de cumplir 58 años, Díaz-Canel fue proclamado presidente de los Consejos de Estado y de Ministros por la Asamblea Nacional de Cuba, tras resultar elegido con los votos de 603 diputados de los 604 presentes, lo que representa un 99,83 por ciento de apoyo.
Con traje gris y corbata roja, el primer gobernante civil de la Revolución recogió el testigo de su antecesor brindándole un saludo militar al ocupar su nuevo puesto en la cabecera del Parlamento, seguido de un apretón de manos y un abrazo entre aplausos de la cámara. Díaz-Canel estrenó la etapa poscastrista, leyendo un discurso de apenas media hora, cuyos ejes centrales fueron su apuesta por la continuidad, la exaltación del legado de la generación histórica y una extensa glosa dedicada a su antecesor.
"No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo la Revolución en todos estos años. Vengo a entregar el compromiso de trabajar y exigir con el cumplimiento del programa que nos hemos dado como Gobierno y como pueblo en los lineamientos del partido y la revolución a corto, mediano y largo plazo", destacó.
Con expresiones similares a las de Raúl Castro en sus discursos, el nuevo presidente dejó claro que en su mandato "no habrá espacio para los que aspiran a una restauración capitalista". En su primer discurso como presidente, Díaz-Canel rindió homenaje tanto a Fidel Castro como a los "históricos" (algunos de cuales se mantienen en su gobierno) y elogió el perfil y la obra de Raúl Castro.
El continuismo también marcará la política exterior de Díaz-Canel, quien ratificó que se mantendrá "inalterable" y recalcó que Cuba no hará concesiones contra su soberanía e independencia.n