FITUR 2018

Un Paraíso en el Atlántico

El alcalde, Abel Caballero, en la presentación del comité científico.
El alcalde, Abel Caballero, en la presentación del comité científico.
Un Paraíso en el Atlántico

nnn Las Cíes son un auténtico Paraíso natural, que se mantiene casi virgen, situado en el Océano Atlántico y que sirve como puerta de entrada a la Ría de Vigo.
Este archipiélago, integrado en Parque Nacional Illas Atlánticas, está formado por tres islas: Monte Agudo (o del Norte), O Faro e Isla de San Martiño (o del Sur). Las dos primeras están unidas entre sí por un largo arenal, la playa de Rodas —calificada en numerosas ocasiones como “la playa más bonita del mundo”—, en el medio del cual hay una laguna. Conocidas ya por los romanos como 'las Islas de los Dioses', son el refugio de numerosas aves y destaca también por las numerosas especies animales y vegetales que alberga, muchas de ellas únicas.
Formadas a finales del Terciario, su orografía combina los extensos arenales con zonas de acantilados formados por la acción de la erosión del mar y el viento.
Son 8.480 hectáreas de superficie (7.285,2 marítimas y 1.194,8 terrestres) que ofrecen su cara más amable —la cara este— hacia la Ría de Vigo mientras que la cara oeste, su zona más escarpada y donde se pueden encontrar abruptos acantilados que se elevan más de 150 metros, mira hacia las aguas abiertas del Atlántico.
Para el visitante, lo que más sobresale de las islas es la belleza de sus playas: nueve arenales de fina arena bañados por aguas cristalinas, siendo Rodas el más extenso, con 1.300 metros del largo.
Habitadas ya desde la antigüedad por las antiguas tribus galaicas, fueron refugio de monjes y de piratas, hasta quedar deshabitadas. n