Jordi Cruz se confiesa

Uno de los cocineros más populares de nuestro país, Jordi Cruz, se ha sentado en Chester para abrirse a Risto como han hecho en numerosas ocasiones cada uno de los que pasan por el programa.

Jordi Cruz
Jordi Cruz
Jordi Cruz se confiesa

   Cada programa de Chester se centra en un tema diferente, y el de ayer se centraba en los sueños. Risto consiguió, anoche, que el cocinero mostrara su lado más sensible. El miembro más exigente del jurado de Masterchef contó en el programa cómo fue su infancia, y además, hizo una de las confesiones que él mismo considero muy dura: "Tengo la misma enfermedad que mi padre. No saber sentir. Suena duro pero no quiero ser como él".

   Nadie o casi nadie conocía esta faceta del cocinero, que estaba visiblemente emocionado al hablar de su padre. "Mi padre tenía una serie de frustraciones. Unas expectativas que no pudo cumplir y pasó sus últimos años enfadado un poco con la vida. Tenía tendencia a estar enfadado", confesaba Jordi sobre su padre, que falleció hace cinco años.

   El invitado de Risto continuaba hablando de su padre y de las cosas que no quería heredar de él: "Es cierto que yo he tenido una vida mucho más sencilla que la suya pero esas carencias tengo que intentar no tenerlas, yo vi cosas que no quería para mí, y las tengo dentro", finalizaba el cocinero.

   La sorpresa que no se esperaba Jordi Cruz fue la presencia de su hermana en el programa, que acudió al mismo con una carpeta para constatar lo orgulloso que estaba el padre de ambos de su hijo Jordi, en esa carpeta, guardaba todas las apariciones en los medios del chef.