GALICIA

Último adiós al primer presidente

Feijóo y Rajoy encabezaron el sencillo entierro del expresidente gallego, cuyo ataúd fue cubierto con las tres banderas. Hubo amplia presencia del PP y significada representación del PSOE

Familiares y compañeros de partido, ante el féretro de Fernández Albor, cubierto con las banderas de la UE, España y Galicia.
Familiares y compañeros de partido, ante el féretro de Fernández Albor, cubierto con las banderas de la UE, España y Galicia.
Último adiós al primer presidente

El primer presidente de la Xunta de Galicia tras la aprobación del Estatuto, Gerardo Fernández Albor, fue despedido ayer en un acto, rodeado de su familia pero también de numerosos cargos del Partido Popular, que se unieron para homenajear al que es, como ellos mismos destacaron, uno de sus principales referentes. La capilla ardiente de Fernández Albor estuvo en un tanatorio de la capital gallega por el que han pasado numerosas personalidades públicas hasta el momento de su funeral, que se ofició pasadas las once de la mañana.
Un funeral que dio cumplimiento a uno de los deseos que en más de una ocasión había manifestado el propio Albor ya que su féretro fue cubierto por las tres banderas que siempre defendió: la de Galicia, la de España y la de Europa. Fueron muchos los que acompañaron a los familiares de uno de los padres del Estatuto de la autonomía y que con su "sentidiño" marcó la política de la segunda mitad del siglo XX en la Comunidad.
Principalmente cargos del PP, pero también de otras formaciones como, múltiples representantes del PSdeG, Martiño Noriega (En Marea) o Camilo Nogueira (BNG) se acercaron entre el jueves y ayer a despedir a Fernández Albor, que se convirtió en centenario el pasado mes de septiembre, y que en una de sus últimas apariciones públicas, en septiembre del año pasado, recibió de manos del entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.
Precisamente el expresidente del Gobierno fue una de las personas que manifestó su pesar por el fallecimiento en unas breves declaraciones en las que ensalzó la figura de un hombre que fue "un humanista, un hombre extraordinariamente culto, un hombre cultivado y un magnífico político que influyó mucho en los que fueron los primeros pasos de la autonomía de Galicia".
También sus sucesores al frente del Gobierno gallego, Fernando González Laxe, Emilio Pérez Touriño y Alberto Núñez Feijóo aplaudieron  la trayectoria de quien fue un "buen y generoso presidente", en palabras del primero. Precisamente el actual jefe del Ejecutivo autonómico se volcó con la familia de Fernández Albor a la que acompañó desde el jueves, día en el que se declararon tres jornadas de luto oficial en memoria del expresidente.
Además de la despedida de la mañana que la familia prefirió que fuese íntima, el Gobierno gallego anunció que el próximo día 23 de julio se oficiará un funeral institucional en la Catedral de Santiago 
Esta despedida institucional será, en palabras de Núñez Feijóo, "donde a él le hubiese gustado, en la Catedral de occidente en Santiago de Compostela" en un acto al que se podrán acercar todos aquellos que quieran despedirlo.

Galicia despedirá a Albor el 23 de julio en un acto institucional en la Catedral de Santiago


Asimismo, y en conmemoración con la jornada en la que Fernández Albor cumpliría 101 años, el Partido Popular de Galicia, también homenajeará al impulsor de un valor como el "sentidiño" y que dice que marca la forma de hacer política de la formación. Aunque el de ayer no fue el acto institucional fueron muchas las personalidades que se acercaron al tanatorio a mostrar su respeto entre las que destacaron el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y  la presidenta del Congreso, Ana Pastor.
También el rector de la Universidad de Santiago, Antonio López, la presidenta del Consello da Cultura Galega, Rosario Álvarez, y su antecesor, Ramón Villares, acudieron al funeral. La política gallega también estuvo representada con la presencia de la diputada y expresidenta de la Cámara autonómica Pilar Rojo; el portavoz del PPdeG en O Hórreo, Pedro Puy; el exdelegado del Gobierno Santiago Villanueva, además de los socialistas Gonzalo Caballero o el exalcalde de Santiago de Compostela Xosé Sánchez Bugallo.
En nombre del PP nacional, los candidatos a la Presidencia del partido Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría, han hecho hoy un alto en su campaña para centrarse en homenajear la figura del fallecido Gerardo Fernández Albor, defendiendo que en el PP están "unidos siempre en lo importante".