GALICIA

El ultimátum oficial preside los 100 días de huelga judicial

El plazo dado por Xustiza a los sindicatos para aceptar su última oferta vence en la jornada de hoy

Sindicalistas y representantes de la Xunta, reunidos el martes en la mesa sectorial.
Sindicalistas y representantes de la Xunta, reunidos el martes en la mesa sectorial.
El ultimátum oficial preside los 100 días de huelga judicial

n n n  El conflicto de la justicia sigue formalmente abierto a la espera de lo que ocurra este viernes, fecha en la que culmina el plazo que, en mesa sectorial, dio la Xunta a los siete sindicatos del sector para que le comuniquen si se adhieren a su última oferta o no. Si no lo hacen, advirtió de que se sentirá "liberada" de cualquier compromiso y adoptará la decisión que corresponda para cerrar formalmente el conflicto. Y es que, un centenar de días después del arranque de la huelga indefinida de los trabajadores de la justicia en Galicia, "histórica" por su duración -en palabras de dirigentes sindicales consultados-, el paro fue "interrumpido" la semana pasada y se podría decir que su seguimiento es simbólico, pero no ha sido desconvocado.
Sin embargo, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ya la da por zanjada y anunció que, a partir de la próxima semana, no habrá servicios mínimos. A su modo de ver, es necesario ya fijarse "en el día después", planear la recuperación del trabajo aplazado y no perder el tiempo "con los últimos trámites" de la huelga. De este modo, confía en que hoy se ratifique "el fin del conflicto", aunque no avanzó qué pasos dará la Xunta. 

Buscando acuerdos
El Gobierno gallego busca "el acuerdo" de al menos alguno de los siete sindicatos que, en este momento y pese a haber mantenido la unidad durante gran parte del conflicto, tienen visiones dispares. En este escenario, optó por reunir esta semana a la mesa sectorial, donde volvió a poner ante los sindicatos la misma propuesta del 26 de abril, fecha en la que se rompió la unidad de los representantes de los trabajadores, ya que CUT, CIG y STAJ se opusieron a un "preacuerdo" que sí avalaron USO, UGT, CSIF y CCOO.
Fue el detonante de una votación, al día siguiente, en la que la propuesta de la Xunta recibió el no de casi el 53% de los trabajadores del colectivo, aunque tan solo venció esta opción al "sí" por unos 90 votos de una total de 2.700 funcionarios que había sido llamados a la consulta sobre el citado acuerdo. Por el camino, se reconfiguró el comité de huelga, del que han salido UGT y CCOO, y en el que solo participan ya de forma activa USO, CUT, CIG y STAJ.
Desde el Gobierno gallego se incidió en que la votación del 27 de abril estuvo contaminada por "amenazas y coacciones". De hecho, en la reunión del pasado lunes de la mesa sectorial el único cambio consistió en retirar del texto de su "preacuerdo" el punto que aludía, precisamente, a que los funcionarios votarían la propuesta.

última propuesta
Así las cosas, la propuesta de la Administración se traduce en un aumento de 140 euros más al mes para los médicos forenses, 135 para los gestores, 127 para el cuerpo de tramitación y 122 para auxilios, a aplicar en tres anualidades. Los funcionarios percibirán el 50% de este alza en este ejercicio una vez que se valide el acuerdo, el 30% en 2019, y el otro 20% en 2020.
También contempla un plan de recuperación del trabajo paralizado por las jornadas de huelga que se elaboraría con el TSXG y con la Fiscalía y al que podrían adherirse todos los trabajadores del sector de forma voluntaria hayan o no secundando el paro. Si el conflicto, como desea la Xunta, quedase cerrado este viernes, lo haría después de una huelga que ha suspendido unos 17.000 juicios -según datos del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG)- y miles de trámites jurídicos en la comunidad. n