GALICIA

Sito Miñanco y 20 miembros de su banda duermen ya en prisión

Vigilancia Penitenciaria había prohibido expresamente al narcotraficante arousano viajar a Galicia

El furgón que trasladaba a Sito Miñanco, llegando a la sede de la Audiencia Nacional.
El furgón que trasladaba a Sito Miñanco, llegando a la sede de la Audiencia Nacional.
Sito Miñanco y 20 miembros de su banda duermen ya en prisión

n n n La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela envió a prisión sin fianza al histórico narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, y a otros 20 presuntos miembros de su banda detenidos el pasado lunes en la Operación Mito. La magistrada dejó en libertad a otros 9 arrestados con medidas cautelares, según informaron fuentes de la Audiencia Nacional, que indicaron que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, blanqueo y pertenencia a organización criminal de extrema gravedad.
Las detenciones se produjeron en Madrid, Galicia y Málaga y en la operación resultaron heridos de bala un GEO y un presunto narco. Las investigaciones apuntan a que Miñanco, de 62 años, lideraba esta red desde 2016, meses después de que se le otorgara la semilibertad, lo que le permitía dormir diariamente en el Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz).
Entre los 21 que ingresaron en prisión sin fianza hay tres mujeres, así como David Pérez Lago, hijastro de otro histórico capo del narcotráfico gallego, Laureano Oubiña, y el considerado lugarteniente de Miñanco, Enrique García Arango. Los investigadores sospechan que la banda se dedicaba a introducir cocaína en España y a blanquear dinero. Se le responsabiliza de tres alijos que suman en total más de 4 toneladas de cocaína y 63 kilos de marihuana, aprehendidos en otras tantas operaciones contra el narcotráfico desarrolladas en distintos países en 2017.

red de chivatos
La red tenía presuntamente contactos con miembros de los cuerpos de Seguridad del Estado, que habrían facilitado información ante posibles actuaciones sobre su persona o sobre la organización. Además de contar con chivatos en cuerpos policiales, controlaba, según los investigadores, los diferentes servicios o cuerpos de seguridad que podrían actuar en el caso de que se produjera la detención de una planeadora en la ría de Vilagarcía (Pontevedra), vía de entrada y salida de la droga.
Otra de las labores que hacían los narcos era vigilar el helicóptero de aduanas, controlando las horas a las que salía a patrullar. El mayor alijo de cocaína, de 3.800 kilos, fue aprehendido el pasado octubre en el barco Thoran en un punto próximo a las islas Azores y a este se suma otro de 616 kilos hallado en un contenedor en Holanda y cuya aprehensión pudo suponer un problema con los proveedores de la mercancía en Sudamérica, según se desprende de conversaciones entre Miñanco y su lugarteniente García Arango, alias Viejo o Viejito.
El tercer alijo intervenido era de 63 kilos de marihuana con destino a Hamburgo (Alemania), que fue localizado en la localidad madrileña de San Fernando de Henares. Más adelante, los investigadores constataron el transporte por parte de Miñanco de al menos 2,9 millones de euros procedentes del narcotráfico que llevaba ocultos en un doble fondo de un Saab 93 y que tuvieron lugar entre noviembre de 2017 y este mes de enero.
Además de estas cantidades, en febrero de 2017 fueron interceptados en el aeropuerto de Madrid-Barajas 889.470 euros que llevaban miembros de la organización ocultos en dobles fondos de mochilas cuando se disponían a viajar a Bogotá (Colombia).
Para blanquear el dinero, los investigados se servían de la facturación falsa de dos concesionarios ubicados en Algeciras y Marbella (Málaga) y de falsos créditos a familiares. Además hicieron entregas de dinero en metálico de procedencia ilícita para la compra de una casa en Collado Villalba (Madrid).

prohibido viajar a Galicia
Sito Miñanco tenía prohibido expresamente trabajar en su Galicia natal por decisión del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria, que también supeditó la concesión de su libertad condicional a la celebración en la Audiencia P de Pontevedra de un nuevo juicio contra él por blanqueo de capitales, según informaron fuentes jurídicas. No obstante, sí podía acudir de forma esporádica para pasar días de su permiso.
El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, dio el visto bueno el 14 de abril de 2015 y luego el 11 de octubre de 2016, con la conformidad de la Fiscalía, para que Sito Miñanco disfrutara de un régimen de semilibertad que permite al interno clasificado en segundo grado incorporarse progresivamente al medio abierto. n