GALICIA

Un monte productivo, la mejor solución contra los incendios

Los expertos ofrecen sus opiniones en la comisión parlamentaria sobre la ola de fuegos de octubre

Un brigadista camina por un monte en llamas en el municipio ourensano de Vilamarín.
Un brigadista camina por un monte en llamas en el municipio ourensano de Vilamarín.
Un monte productivo, la mejor solución contra los incendios

El director de la Fundación Juana de Vega, José Manuel Andrade Calvo, y el catedrático de Derecho Civil de la Universidade da Coruña (UDC), José Manuel Lago Busto, defendieron ayer que la mejor política contra los incendios forestales es hacer productivo el monte. Una nueva sesión de la comisión parlamentaria especial sobre incendios forestales, convocada tras la ola de incendios que arrasó varias decenas de miles de hectáreas en Galicia durante un fin de semana en octubre, sirvió para profundizar en propuestas de expertos acerca de esta lacra que sufre la comunidad con frecuencia.
Andrade Calvo recordó que los gallegos se desvincularon de manera paulatina de la tierra, desde una sociedad agraria a la actual, lo que ha tenido "efectos claros en el territorio", con 150.000 hectáreas de superficie agraria perdidas en veinte años, que fueron 306.000 hasta 2009, un 33% del total de Galicia. Este "proceso de desagrarización" deriva en que "hoy, una gran parte del territorio de Galicia -casi la mitad-, no está gestionado por nadie" y no tiene un uso vinculado a "su capacidad productiva", lo que unido al cambio climático puede fomentar la actividad incendiaria.

los mejores bomberos
"Los mejores bomberos son los que gestionan el territorio", declaró el director de la Fundación Juana de Vega, que ve en los servicios de extinción de incendios el último recurso. Sus propuestas empiezan por "cumplir y hacer cumplir la diversa legislación vigente" y están orientadas, además, hacia el fomento de "cualquier tipo de fórmula de gestión del monte".
Respecto a los montes vecinales mancomunados, que representan 667.000 hectáreas, el cuarenta por ciento de la superficie forestal de Galicia, opina que deben estar abiertos a ser "gestionados por iniciativa privada", con emprendedores que suscriban contratos a largo plazo que puedan "crear riqueza" y "mejorar la gestión".
José Manuel Lago Busto, por su parte, apuntó también al "paulatino abandono del monte" como la fuente de problemas "de naturaleza medio ambiental y económica", estos últimos derivados de la "riqueza abandonada". Censuró el hecho de que "las grandes reformas" en la legislación se han realizado tras "olas de incendios forestales", pero no han afrontado "directamente cómo convertir los montes en un activo productivo", pues se han orientado hacia alejar las masas forestales de los núcleos de población. Esta problemática debe ser abordada, según este experto, desde tres perspectivas: forestal, medioambiental y de la industria forestal. El objetivo es que "los montes en Galicia sean montes productivos", lo que supone la "contribución más importante a su cuidado ambiental" y también una "contribución decisiva para la prevención de los incendios", zanjó.
Por parte de En Marea, el parlamentario David Rodríguez Estévez consideró que la actual política forestal autonómica es ineficiente para prevenir los fuegos. Mientras que José González Vázquez, diputado del PPdeG, aseguró que es el momento de que todos los grupos parlamentarios se pongan "el mono de trabajo para sacar conclusiones ya".