GALICIA

Ocho meses de cárcel por tirarse un pedo cuando la G. Civil le pidió se identificase

 Un hombre que a finales de julio de 2016 se tiró "una sonora ventosidad" cuando agentes de la Guardia Civil le pidieron que se identificase después de protagonizar un altercado en un bar de la localidad lucense de Chantada (Lugo) ha aceptado ocho meses de prisión por un delito de atentado, han informado fuentes judiciales.

Ocho meses de cárcel por tirarse un pedo cuando la G. Civil le pidió se identificase



Los hechos ocurrieron el 28 de julio de 2016, según aclara el ministerio público en su escrito de acusación, cuando agentes de la Guardia Civil hicieron acto de presencia en un bar de localidad de Chantada a causa de un altercado que se produjo en el interior del establecimiento.

Cuando los guardias se dirigieron al supuesto responsable de ese incidente y le pidieron que se identificase, el acusado dijo que no había “pasado nada, que lo único que tenía eran gases”, momento en el que “de forma intencionada y con ánimo de menoscabar el principio de autoridad”, expulsó “una sonora ventosidad en presencia de los agentes”.

No quedó ahí la cosa, porque luego los insultó gravemente, les dijo que eran unos “mierdas”, unos “perros” y que tenían que irse “a Bilbao”, porque allí se iban “a enterar”, además de amenazarlos con expresiones como “te vas a enterar”, “no sabes con quién te metes”, “soy una persona muy mala” o “te voy a matar”.

El acusado fue trasladado a los calabozos del puesto de la Guardia Civil, pero mantuvo su actitud agresiva y no dejó de proferir insultos.

El hombre llegó “a desnudarse” y a “orinar en la puerta del calabozo”.

Para el fiscal esos hechos eran constituTIvos de un delito de atentado.