GALICIA

Louzán sigue de asesor del PP cobrando 43.935 euros al año

El expresidente de la Diputación pontevedresa, confirmado como cargo de confianza del partido 

Louzán, llegando a los juzgados de Lugo, en diciembre.
Louzán, llegando a los juzgados de Lugo, en diciembre.
Louzán sigue de asesor del PP cobrando 43.935 euros al año

n n n El expresidente de la Diputación de Pontevedra y del Partido Popular de Pontevedra, Rafael Louzán, seguirá como asesor del PP en la administración provincial, según confirmó la formación popular, un puesto de confianza por el que cobra 43.935 euros anuales. Los portavoces provinciales del PP, Ángel Moldes y Nidia Arévalo, han confirmado ayer que Louzán seguirá como asesor a pesar de que dejó la militancia del partido tras trascender la apertura de juicio oral por un supuesto delito continuado de cohecho impropio por la causa de los supuestos sobrecostes de unos bajos de Navia, en Vigo.
Ángel Moldes pidió "prudencia" y "responsabilidad" para no precipitarse en valoraciones antes de que Louzán sea juzgado en la Audiencia de Pontevedra y se dicte sentencia. "Lo que debemos ser todo el mundo es prudentes, dejar trabajar a la Justicia y, llegado el momento, cada uno asumirá sus responsabilidades", señaló.
Además, recordó que el actual equipo de gobierno de la Diputación de Pontevedra, conformado por el Partido Socialista y el BNG, "es el que más imputados tiene de los últimos años" y, a pesar de ello, por parte del PP inciden en el tema "por respeto a las personas y los partidos". Moldes insistió en que Louzán pidió la baja temporal y voluntaria del partido "para su mejor defensa y para no perjudicar" a la formación que presidió durante años y ahora habrá que "esperar con prudencia" a que pase el tiempo y se resuelva la causa.
El Juzgado de Instrucción número 2 de Cambados decretó la apertura de juicio oral contra Louzán; contra su esposa, Teresa C.F., por cohecho impropio; y contra el exdiputado del PP en la Diputación por Pazos de Borbén Severino Reguera Varela, en su caso por un delito continuado de cohecho pasivo. La Fiscalía pide una pena de un año de prisión y también la suspensión de empleo y cargo público durante dos años y tres meses.
El caso tiene su origen en el año 2008 cuando el expresidente de la Diputación y su esposa reservaron cinco bajos comerciales en la calle Teixugueiras de Vigo, comprando finalmente tres por 460.122,50 euros más IVA y cediendo los otros dos a Reguera y a su esposa. Para realizar la entrega inicial de dinero a la empresa que les vendió los bajos, Severino Reguera prestó a Louzán casi 104.000 euros. 

sociedad encubierta
Tras la compra, la esposa de Rafael Louzán firmó un contrato privado con la empresa Brunopán, de la que es administrador Severino Reguera, para alquilarle sus tres locales por diez años, a un coste de 3.584 euros anuales más IVA.  Tras alquilar los locales, Severino Reguera los unió con los dos suyos, pasando a ser un bajo único, un movimiento empresarial que según el fiscal acredita que "el propósito inicial de los compradores era formar un único local, creando una especie de sociedad encubierta entre ellos".
Un informe de la Guardia Civil concluyó que en esa zona los precios medios del alquiler se sitúan entre 6 y 12 euros el metro cuadrado, pero los bajos que Louzán y su esposa alquilaron al diputado del PP llegaron a costar 16,4 euros el metro cuadrado. En base a esos precios, el fiscal calcula que entre los años 2008 y 2013 la sociedad Brunopán pagó al matrimonio 89.026,74 euros más del precio medio de los locales en esta zona, un "premio injustificado" para Louzán y su mujer. n