ELECCIONES 25-S

Leiceaga persigue una Xunta que no desperdicie más "oportunidades" económicas

El candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta de Galicia, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha mantenido hoy un encuentro con distintos agentes económicos y sociales de la ciudad de A Coruña donde ha expresado su intención de dirigir un Ejecutivo gallego que no desperdicie más "oportunidades" económicas.

El candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga
El candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga
Leiceaga persigue una Xunta que no desperdicie más "oportunidades" económicas

 

Leiceaga, que en su intervención ha afirmado que la recuperación económica es un hecho, ha sostenido, no obstante, que el deber de la Xunta de Galicia es impulsar todavía más la hacienda pública aprovechando al máximo sus posibilidades, algo que cree que no ha hecho Alberto Núñez Feijóo al frente del Gobierno gallego.

En el debe del presente mandatario autonómico, el aspirante socialista ha apuntado -entre otras cosas- al fallido concurso eólico y le ha criticado a Núñez Feijóo que el incremento de la deuda pública no haya ido acompañado de un aumento de la inversión.

Para el candidato del PSdeG, Núñez Feijóo ha sido capaz de cuadrar el déficit público, "pero no se ha preocupado de nada más", y le ha afeado la desatención de sectores que han atravesado dificultades, como el lácteo o el naval.

Ante este panorama, los socialistas proponen, de acuerdo con Leiceaga, "aprovechar de otra forma la recuperación", mediante la reconstrucción del tejido productivo y empresarial "para mejorar las condiciones de los trabajadores y poner en marcha una agenda social" que sirva para que nadie se quede por el camino.

Con este fin, el proyecto del PSdeG para estas elecciones autonómicas se estructura en torno a tres ejes principales: una nueva política económica, la transformación de las Administraciones públicas y el impulso de la agenda social.

Una política económica basada, ha explicado, en la incidencia sobre "aquellos factores que afectan a la competitividad" de la economía gallega, como la regulación del suelo industrial a través de la aprobación de una ley de áreas empresariales y la creación de un consorcio para su gestión; la potenciación del Igape para convertirlo en un verdadero mecanismo de promoción económica; la internacionalización a mercados emergentes, especialmente de las pymes; o la captación de inversiones extranjeras en proyectos gallegos.

Además, Leiceaga ha redoblado su apuesta por la "formación" de los trabajadores gallegos, a través de una formación profesional dual que quiere potenciar con el apoyo de los clústers sectoriales y la colaboración entre universidades y empresas mediante "unidades mixtas" que promuevan la innovación.

En materia de transformación de los organismos públicos, el candidato socialista ha fijado dos consignas básicas: la "transparencia" y la "eficiencia".

El modelo nórdico es el ejemplo a seguir para un Leiceaga que se ha propuesto "despejar toda sospecha sobre lo que está pasando dentro de las Administraciones públicas", así como asegurar la eficiencia y sostenibilidad de los grandes proyectos a acometer.

Por último, la agenda social del PSdeG incide fundamentalmente en el refuerzo de los servicios públicos básicos: la educación, la sanidad -"el gran lujo que debe permitirse una sociedad desarrollada", ha declamado- o las políticas de ayuda directa.

Junto a Leiceaga, ha estado presente en el encuentro en A Coruña el expresidente socialista de la Xunta de Galicia, Fernando González Laxe, que ha loado la figura del presente candidato de su partido.

González Laxe ha recalcado que Leiceaga cumple con todas las características que debe tener un "buen político" a día de hoy, la perfecta "combinación de emociones y razones", ha definido.

Asimismo, ha expresado que para un buen gobierno son necesarias "altura de miras", "sentido de la realidad", "capacidad de acuerdo", "claridad de ideas" y "facilidad de comunicación", una serie de motivos por los cuales ve al aspirante socialista con "ventaja sobre los demás" para poder liderar Galicia a partir del 25 de septiembre.

En este sentido ha precisado además que, aunque los períodos socialistas al frente de la Xunta sean breves en el tiempo y la hegemonía sea popular, "después de uno viene otro", dando por cerrado el ciclo político de Núñez Feijóo al frente del Gobierno autonómico.

Para González Laxe, el actual presidente en funciones es en parte responsable de que Galicia haya atravesado la crisis con más complicaciones que otros territorios, consecuencia -ha sentenciado- de una "escasa atención a los pilares fundamentales del desarrollo económico" en la comunidad.