GALICIA

Un joven con problemas mentales entra a tiros y portando pólvora al Mercadona de As Lagoas

Carlos Pérez, un Policía que iba acceder al supermercado en ese momento, fue clave en su detención. "Fixo un comentario en euskera", asegura, mientras un empleado dice que el individuo gritó: 'Alá es grande'

Un joven con problemas mentales entra a tiros y portando pólvora al Mercadona de As Lagoas

Un robo en el supermercado Mercadona del barrio de As Lagoas, en Ourense, ha causado expectación entre los vecinos por el amplio despliegue policial. Varios usuarios del establecimiento se encontraban en el interior haciendo sus compras cuando un hombre armado entró y efectuó varios disparos al aire.

Según fuentes policiales, el joven tiene problemas psicológicos y es vecino del edificio colindante. Llevaba gasolina y pólvora en los bolsillos.

Las sirenas de la Policía Nacional anunciaban la llegada de los agentes, que actuaron para detener al hombre. El incidente armado se produjo alrededor de las 14,30 horas y no hay heridos, como ratificaron los agentes policiales.

En la imagen, se aprecia como tres patrullas de la Policía Nacional con seis agentes se paran a las puertas del establecimiento y detienen al hombre armado. 

La Policía Nacional deteniendo al atracador.

La Policía Nacional deteniendo al atracador.

 

Testimonio vecinal

Los vecinos de As Lagoas se llevaron un susto esta mañana por el atraco con pistola en el Mercadona del barrio. Al parecer, oyeron gritos desde fuera y vieron a dos policías pistola en mano, parapetándose en los coches y gritando a los peatones "apártense". 

"Salieron agentes con chaleco gritando y braceando a la gente: apártense que va armado, apártense que va armado...", comentan. 

Testimonio de los empleados: Al grito de: "Alá es grande"

Según uno de los empleados, el atracador era un joven que a pocos metros de él, pronunció la frase en árabe: "Alá es grande" y empezó a efectuar los disparos.

Detención del individuo

Carlos Pérez, 38 años, desde el 2 de noviembre en Ourense en la Policía Local procedente de Vigo, cuenta su intervención ante el atracador después de declarar en comisaría. "Disparó en mi trayectoria", explica. Antes de la llegada de sus compañeros, intentó reducirlo. El individuo dejó de disparar cuando vio el arma reglamentaria del agente: "Tuve la impresión de que se quedó sin munición", dice este agente.

En referencia a la supuesta frase en árabe pronunciada por el hombre, según los empleados, Carlos Pérez afirma que: "fixo un comentario en euskera, pero non entendín nada".