OPERACIÓN ANTIDROGA

Golpe a la red de blanqueo de Sito Miñanco, con 30 detenidos

El histórico narcotraficante arousano fue detenido en Algeciras en la macrooperación policial "Mito"con unos 30 detenidos en Arousa, Madrid y Andalucía, entre ellos la hija de Miñanco y el hijastro de Oubiña. Cuatro policías de los GEO, heridos de bala al ser tiroteados en las detenciones en Alpedrete.

Agentes de la Policía, durante el registro en una inmobiliaria de Cambados.
Agentes de la Policía, durante el registro en una inmobiliaria de Cambados.
Golpe a la red de blanqueo de Sito Miñanco, con 30 detenidos

 Agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) arrestaron ayer en la operación Mito al menos a 30 personas descabezando la organización liderada por José Ramón Prado Bugallo, conocido como Sito Miñanco, para blanquear dinero proveniente del narcotráfico, informaron fuentes policiales. Entre los arrestados se encuentran una hija de Sito Miñanco, detenida en Cambados, así como los principales lugartenientes del cabecilla de la red, entre ellos Ramiro Somoza, el colombiano Enrique Arango y David Pérez Lago, éste último hijastro de otro conocido narcotraficante gallego, Laureano Oubiña.


Las citadas fuentes precisaron que con este nuevo golpe dan por desarticulado el clan de Miñanco, un histórico narcotraficante que ya ha sido varias veces detenido desde que comenzó en Galicia a traficar con el tabaco de contrabando y, posteriormente, con la cocaína. La operación Mito se desarrolló el mismo día que el rey presidía el 50 aniversario de la Brigada Central de Estupefacientes, unidad integrada en la Udyco de la Policía.
En el acto celebrado en el Complejo de Canillas, en Madrid, el comisario general de la Policía Nacional, Eloy Quirós, señaló que la operación Mito es "una de las más importantes" contra este tipo de grupos criminales, subrayando que el clan de Sito Miñanco, que fue arrestado en Algeciras (Cádiz), es de los "más fuertes y peligrosos" en España. 

Dos agentes heridos
Durante el dispositivo policial, dos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) que registraban una nave situada entre los municipios madrileños de Collado Mediano y Alpedrete, en la que se ubicaba una galería de tiro, resultaron heridos en un tiroteo con uno de los presuntos "narcos". Ambos llevaban chalecos antibala.
El comisario general de Policía Judicial se refirió al agente del GEO que resultó herido en una clavícula por impacto de bala, confirmando que evoluciona favorablemente sin que su vida corra peligro tras ser intervenido en el Hospital Puerta de Hierro. El segundo agente resultó contusionado por el impacto de bala en su chaleco.
En la nave fueron arrestados cinco presuntos "narco" de la red de Sito Miñanco. El varón que abrió fuego contra los agentes resultó herido con al menos cuatro impactos de bala en las piernas, según indicaron fuentes policiales.
La Policía Nacional informó en su cuenta de Twitter que se decretó el secreto de sumario y deseó una "rápida recuperación a los compañeros del GEO heridos en el dispositivo". En el operativo se prevén realizar 47 registros en empresas y domicilios. La operación, que se ha desarrollado por orden de la juez  de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, se llevó a cabo en la mañana de ayer, pero los investigadores llevan desde 2016 detrás de esta red de Sito Miñanco, de 62 años, que se dedicaba a introducir droga en España.
El operativo se desarrolló en Andalucía, Galicia y Madrid y en el mismo participaron agentes de los grupos 32 y 33 de la Udyco y de los Grupos de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco) de la Costa del Sol y de Galicia.
Mientras que el líder de la organización fue arrestado en Algeciras, su hija fue detenida en localidad de Cambados (Pontevedra), donde regenta una inmobiliaria. En Galicia también fue arrestado David Pérez Lago, un hijastro de otro "narco" gallego, Laureano Oubiña.
Sito Miñanco, que tiene un juicio pendiente en los próximos días en la Audiencia Nacional por blanqueo de capitales, fue puesto en libertad por última vez en 2015 tras cumplir tres cuartas partes de una condena de 16 años y 10 meses de cárcel. Previamente había sido sentenciado a 20 años, de los que cumplió siete.