GALICIA

El Gobierno libra 13 millones para daños por los incendios

Las ayudas serán repartidas entre Galicia y Asturias, declaradas como zonas de grave afectación

Vacas pastando ante un monte quemado de Cervantes.
Vacas pastando ante un monte quemado de Cervantes.
El Gobierno libra 13 millones para daños por los incendios

n n n El Consejo de Ministros acordó declarar zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil a Galicia y Asturias, a consecuencia de los incendios que afectaron a ambas durante el mes de octubre, y librará ayudas por 13,1 millones para paliar los efectos. En la rueda de prensa posterior al Consejo, el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, recordó la "multitud de actuaciones" de rescates y evacuaciones por parte de medios estatales que fueron necesarios, así como los cortes de suministros de servicios públicos esenciales, daños en viviendas y establecimientos, entre otras.
Así, señaló que la declaración conllevará un conjunto de medidas para paliar los daños en estas zonas y autorizó un conjunto de ayudas procedentes de los Ministerios del Interior, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, de Hacienda y de Presidencia. El Gobierno destaca que Galicia y Asturias se vieron afectadas por un gran número de incendios forestales, que provocaron una situación "extremadamente complicada" debido a la concurrencia de distintos factores tales como la sequía persistente, los fuertes vientos, unas temperaturas muy elevadas y una humedad muy baja.

grandes incendios
En Pontevedra, Ourense, Lugo y en el Principado de Asturias los incendios fueron de grandes dimensiones, que dieron lugar a que los días 15 y 16 de octubre la Xunta de Galicia decretara numerosas "situaciones 1 y 2" por incendios forestales; esto es, una emergencia provocada por uno o varios incendios forestales que, en su evolución previsible, pudieran afectar gravemente a la población y a los bienes de naturaleza no forestal, y que exige la adopción inmediata de medidas de protección y socorro.
En este contexto, las medidas del Ministerio del Interior serán de ayudas por daños personales; a particulares por daños en vivienda habitual y enseres de primera necesidad. También se han establecido ayudas a titulares de establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, incluidos los agrarios, marítimo-pesqueros y turísticos.(En estos tres tipos de ayudas se aplicarán las establecidas en un Real Decreto del 18 de marzo de 2005).
Del mismo modo, se conceden ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan llevado a cabo prestaciones personales o de bienes; se compensará a las corporaciones locales por los gastos derivados de actuaciones inaplazables. También se prevé la posibilidad de que se apruebe una exención de las tasas para tramitación de bajas de vehículos o expedición de duplicados de los permisos de conducción o circulación, cuando se soliciten como consecuencia de estos incendios.
Por parte de Presidencia y Administraciones Territoriales, se darán  subvenciones por daños en infraestructuras municipales y en la red viaria provincial y beneficios fiscales. También habrá exención en la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles del ejercicio 2017 y una reducción en la cuota del Impuesto sobre Actividades Económicas.
 Además, se faculta a Agricultura a declarar zona de actuación especial para la restauración forestal y ambiental, del dominio público hidráulico, o de la Red Nacional de Caminos Naturales de las zonas afectadas, y para declarar la emergencia de las obras a ejecutar con dicha finalidad.
Desde el Ministerio de Empleo y Seguridad social, por orden de Fátima Báñez habrá exenciones o moratorias en el pago de las cuotas de la seguridad social y se considerará causa mayor despidos o reducciones de jornada.

reparto por ministerios
Según estimaciones iniciales, los daños de estos incendios ascienden a 13,1 millones de euros. De estos, Interior ha calculado que sus ayudas para damnificados tendrán un coste de 1,8 millones; el de Agricultura cifra el desembolso para restauración forestal y reparación de caminos y dominio hidráulico en 7,5 millones, de ellos 700.000 euros para reparar caminos naturales; y dos millones para reparar daños en las cuencas fluviales. Por, último, Fomento estima que los daños a reparar en infraestructuras ferroviarias y carreteras son de unos 3,8 millones de euros.  n