GALICIA

Fomento mantiene el veto al traspaso de la AP-9 a la Xunta

En Marea recuerda a De la Serna que otras autopistas han sido ya transferidas a Euskadi y Cataluña

De la Serna, durante una de sus intervenciones en el pleno del Congreso de los Diputados.
De la Serna, durante una de sus intervenciones en el pleno del Congreso de los Diputados.
Fomento mantiene el veto al traspaso de la AP-9 a la Xunta

 El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró ayer que el Gobierno ha aplicado con "absoluto rigor" y "sin ningún tipo de discriminación a Galicia" la capacidad de veto que le concede la Constitución al defender el mantenimiento de la titularidad estatal en la Autopista del Atlántico (AP-9). De la Serna respondió de este modo en la sesión de control al Gobierno en el Congreso a una pregunta de la diputada de En Marea Alexandra Fernández sobre si se va a seguir vetando el traspaso a la Xunta de la AP-9, pese a ser unánimes las demandas en ese sentido del Parlamento gallego, la sociedad civil y los sectores económicos.
El titular de Fomento aseguró el respaldo y compromiso del Ejecutivo popular para seguir mejorando las condiciones de movilidad en Galicia y, como prueba de ello, señaló la comisión mixta creada con la Xunta para gestionar infraestructuras. Insistió en que el Gobierno puede prestar su conformidad a la tramitación de proposiciones de ley, pero tiene que tener una garantía suficiente de que las medidas que se vayan a implantar son viables desde el punto de vista presupuestario, como recoge la Constitución y el Reglamento del Congreso.
Sin embargo, dijo el ministro, esta circunstancia no se ha dado en ninguna de las dos proposiciones de ley presentadas para el traspaso de la AP-9 que conllevaban un incremento presupuestario de más de 4.000 millones de euros cada una de ellas.

Cifras “falsas" e “hinchadas"
Unas cifras que la diputada gallega aseguró que son "falsas" y están "infladas" y acusó al ministro de utilizar "excusas" para no aceptar que la titularidad de la autopista pase a la comunidad autónoma. También rechazó el argumento "recentralizador" que da el Gobierno y, según el cual, las autopistas gallegas son de interés general, y recordó las ya transferidas a Cataluña o el País Vasco.
"¿Considera que somos menos?", preguntó Fernández, para quien los argumentos del Ejecutivo "no se sostienen" y su decisión de vetar el traspaso responde a que el PP y la concesionaria de la autopista, Audasa, "llevan años siendo el tándem del expolio en Galicia". Según dijo, Audasa se encuentra fuera de control público y el PP se dedica "a hacerle el trabajo sucio y a blanquear sus intereses dentro de la institución".
Incidió en que es la autopista de mayor plazo concesionario -hasta 2048-, de la más rentables con un 50 por ciento de beneficio y sin embargo este año ha habido cuatro subidas del peaje y es la de peor gestión y con más reclamaciones. "Lo que necesitamos es muy fácil: meter en cintura a la concesionaria y, por eso, pedimos la transferencia y la gratuidad", señaló Fernández, que acusó al Gobierno de "boicotear" el traspaso para, además, evitar a los diputados gallegos del PP el "bochornoso espectáculo de votar a favor de Audasa y en contra del pueblo gallego".
Frente a las acusaciones de Fernández, el titular del Ministerio de Fomento recalcó que "a favor de Audasa no ha votado nadie", sino a que una carretera siga perteneciendo a la red del Estado, y ha negado que se hayan utilizado datos falsos. n