PROMETE QUE NO REDUCIRÁ EL SUELDO A LOS FUNCIONARIOS Y QUE 'ESTE MES' INICIARÁ TRÁMITES PARA REBAJAR EL DE LOS DIRECTIVOS DEL SECTOR PÚBLICO

Feijóo propone 'la supresión de todos los vicevaledores' y la desaparición de dos órganos consultivos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha propuesto este martes nuevas medidas enfocadas a 'seguir avanzando en el camino de la máxima racionalización' y, en este sentido, ha defendido 'la supresión de todos los vicevaledores' de la institución autonómica del Valedor do Pobo -el equivalente autonómico al Defensor del Pueblo-.
Para ello, en el Debate del Estado de la Autonomía, el último de la legislatura, Feijóo ha avanzado que 'en las próximas semanas' se iniciarán contactos con los grupos parlamentarios, con los agentes sociales y con los agentes empresariales.

En la actualidad, el comisionado del Parlamento gallego cuenta con tres vicevaledores, que llevan las áreas de menor y nuevas tecnologías; dependencia y servicios sociales; y atención al paciente. En el organigrama del Valedor do Pobo también figuran una Secretaría Xeral, una jefatura de administración y servicios, seis asesores y el gabinete de comunicación.

Asimismo, en los contactos para avanzar en la racionalización administrativa, también se abordará la integración del Consello Galego da Competencia en el Instituto Galego de Consumo (IGC) y la eliminación del Consello Económico e Social (CES), que actualmente preside Corina Porro -presente en la tribuna de invitados de la Cámara-, y su integración en el Consello de Relacións Laborais.

REBAJA DE SUELDO A LOS DIRECTIVOS


Además, 'en este mismo mes', tal y como ha garantizado Feijóo, 'se iniciarán los trámites para rebajar el sueldo de los directivos del sector público' y que sus percepciones sean 'homologables' a las que perciben los directivos las Consellerías de la Xunta. También se fijará que los miembros de los consejos de administración no incluyan mayores remuneraciones que las de un director xeral.

Saliendo del ámbito autonómico, ha recordado que la Xunta, junto con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), presentará 'en este semestre' una tabla racional y proporcional de retribuciones y costes de corporaciones locales, en función de 'criterios objetivos'.

'SENTIDO COMÚN'


Estas medidas se enmarcan en la línea del 'sentido común, la austeridad, la racionalidad, la disciplina contable y la eficiencia' que Feijóo inició desde su llegada al cargo, en 2009, 'adelantándose a lo que hoy es una exigencia para todos y que ya es asumido, también por todos, como imprescindible'.

Se ha referido así a la reducción de los altos cargos en la administración y en la estructura periférica de la Xunta, así como al recorte en asesores y publicidad; y a las medidas tomadas en el ámbito de la disciplina presupuestaria, que sitúan a Galicia 'como la única comunidad, junto con Madrid, con solvencia acreditada'.

En virtud de estas medidas, como ha dicho Feijóo, Galicia 'ha logrado situarse enuna posición más aventajada que el conjunto de España' en 'el costoso camino hacia la recuperación'. De hecho, 'no tendrá que hacer nuevos ajustes en 2012', ya que será 'la comunidad de España en la que menor impacto tendrá sobre sus cuentas la corrección' de 26.500 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado.

'RESPONSABILIDAD'


Siguiendo este hilo, ha puesto en valor el presidente la 'responsabilidad' del Ejecutivo que lidera, por la que pidió 'esfuerzos' a los funcionarios, para reivindicar que 'hay cosas' que la Xunta 'no hizo ni tuvo que hacer', como 'limitar las bajas de los trabajadores' -como en País Vasco- o analizar la posibilidad de un ERE en la administración -como en Extremadura-.

Tampoco tendrá que 'volver a reducir' el salario de los funcionarios, 'como sí hizo el anterior Gobierno socialista', ha asegurado Feijóo, para insistir en que la Xunta 'no reducirá los sueldos de sus 90.000 empleados públicos'. 'No lo hicimos y no lo haremos', ha comprometido, para contraponer esta medida con la supresión del plus de altos cargos, algo que hizo Galicia y 'no ha hecho ninguna comunidad'.