JOSÉ LUIS PÓVEDA ANDRÉS PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DE FARMACIA HOSPITALARIA

“La farmacia de hospital no está anclada en el pasado, actualizamos nuestra formación ”

José Luis Poveda es el jefe de Farmacia del Hospital La Fe de Valencia. Además, preside  la Comisión Nacional de la Especialidad de la  Farmacia Hospitalaria, fue también presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria y cuenta con una importante trayectoria como investigador y docente.
 

José Luis Poveda, ayer en el Museo de Pontevedra.
José Luis Poveda, ayer en el Museo de Pontevedra.
“La farmacia de hospital no está anclada en el pasado, actualizamos nuestra formación ”

Poveda impartió ayer una conferencia en las V Jornadas de Farmacotecnia y Elaboración de Medicamentos que organizaron el Complejo Hospitalario de Pontevedra y la Fundación Biomédica Galicia Sur en la ciudad del Lérez.


¿Por qué es necesario cambiar el programa formativo?
Los programas formativos son procesos evolutivos que tratan de acompañar los nuevos conocimientos, los nuevos requerimientos legales y las nuevas necesidades de los pacientes. Observamos que a la tradicional formulación magistral y de preparacion de productos para pacientes que no tienen preparaciones comerciales y a los que la farmacia hospitalaria siempre ha respondido, ahora vamos cada vez más hacia una medicina personalizada, con guías de dosificación basadas en principios de farmacogenética. A estos conocimientos se deben incorporar las guías de buena práctica que se van publicando y los nuevos requerimientos de formación para ser un profesional cualificado y competente.

¿De qué año es el programa actual? ¿Está obsoleto?
Aunque el último programa publicado es de 1999, se han venido haciendo versiones para actualizar los contenidos en todas las áreas y también en la farmacotecnia. La sociedad científica y los profesionales no nos hemos quedado anclados en el siglo pasado y hemos seguido avanzando. Por eso la formación que reciben los residentes está actualizada, aunque nos gustaría que se publicase el programa.

¿Qué esperan del nuevo Gobierno con relación a este plan?
Esperamos salir del día de la marmota, porque llevamos dándole vueltas a esto desde el año 99. Pedimos que se desbloquee y avanzar en algo que exige la sociedade.

¿Hay un porcentaje alto de medicamentos personalizados?
Desde la farmacia hospitalaria hemos incorporado esa personalización desde hace mucho tiempo en dos áreas muy concretas, una es la farmacocinética (optimizamos las dosis de los pacientes según su situación clínica), pero ahora con la incorporación de la farmacogenética eso es cada vez  más importante. Las propias agencias reguladoras exigen estos parámetros a la hora de determinar las dosis. Esto lleva a que la producción estándar que nos ofrece la industria no siempre dé respuestas a las necesidades de los pacientes y de ahí la necesidad de la farmacia de hospital. Es necesario recordar también la superespecialización que requiere la farmacia de hospital, las preparaciones estériles, de quimioterapia, de nutrición parenteral, todas de una complejidad elevada que requieren de una formación muy específica para evitar incompatilidades y garantizar su calidad. Afortunadamente en los hospitales de España se puede hacer.
¿Están muy extendido el uso de  los biosimilares?
Son una gran oportunidad para el sistema nacional de salud. Aportan competencia y reducen precios, con las mismas garantías de eficacia y seguridad que el resto de los tratamientos. Hay 39 autorizados, de los que 32 están disponibles ya en el mercaso español. 

¿Necesitan un mayor impulso?
Soy partidario de que exista un apoyo a su penetración. En otros países tomaron medidas como regular la sustitución de los innovadores por biosimilares para que no haya controversia legal.

¿Cómo está la investigación?
Desde la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria y los hospitales trabajamos por un ámbito que cada vez nos demanda más la sociedad, el sitema sanitario y el Ministerio, que es la valoración de resultados en salud. Hoy no solo es necesario demostrar que el medicamento tenga calidad, eficacia y seguridad, sino que esos resultados se trasladan a la práctica real en el entorno asistencial. La farmacia hospitalaria va a ser un agente necesario para validar la innovación que se está produciendo.

¿Qué opina el modelo implantado en Galicia para dispensar y controlar los fármacos en los centros sociosanitarios?
Ha sido un ejemplo para el resto de las comunidades autonómas, lo vemos con envidia. Fueron pioneros y demostraron no solo reducciones de coste sino sobre todo una garantía en la atención farmacéutica de máximo nivel con beneficios para los pacientes en cuanto a la eficacia del tratamiento y seguridad.