GALICIA

Un debate bronco da paso al anuncio de un plan autonómico de conciliación

Feijóo consideró machista el cartel con el que el BNG apoya la movilización del 8-M, mientras Pontón ve muy nervioso al PP

Feijóo y Pontón, durante sus respectivas intervenciones en el pleno del Parlamento autonómico
Feijóo y Pontón, durante sus respectivas intervenciones en el pleno del Parlamento autonómico
Un debate bronco da paso al anuncio de un plan autonómico de conciliación

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó ayer la aprobación este mes del primer plan de conciliación y corresponsabilidad de la administración autonómica, lo que la convertirá en la primera administración de todo el Estado en hacerlo. Con este anuncio, proclamó a Galicia como una comunidad "pionera en el ámbito de la no discriminación por razón de género" durante una sesión de control en el Parlamento gallego muy tensa y centrada en este asunto, en vísperas del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.
Durante la sesión de control, los portavoces de los tres grupos esgrimieron sus motivos para respaldar la huelga y los paros convocados para hoy. Así, Luís Villares , de En Marea, vio necesario el movimiento feminista ante la falta de compromiso real del gobierno gallego en políticas de igualdad tal y como demuestra la "cifra miserable" de ejecución dejando "millones sin ejecutar".
Coincidió en ello también el portavoz parlamentario de los socialistas, Xoaquín Fernández Leiceaga, que aseguró que la "brecha salarial existe" en Galicia "en todos los tramos de salarios y en todos los tramos de edad" ya que, además, "las mujeres perdieron poder adquisitivo" desde la llegada de Núñez Feijóo al Gobierno. "Las cifras son duras pero son las que hay", lamentó Leiceaga que se refirió a los "techos de cristal" que dificultan que las mujeres accedan a "puestos de relevancia".

huelga internacional
Por su parte, la líder del BNG Ana Pontón remarcó que la de hoy es una huelga internacional y no obedece a una "conspiración elitista contra el PP. Siento decirle el señor Feijóo que el mundo no gira alrededor de su nariz" y que "es evidente que esta huelga los está poniendo muy nerviosos en el PP". 
Ante estas acusaciones, el mandatario autonómico recordó que aunque la convocatoria es internacional, "no todo el mundo se comporta de la misma manera" ya que en Portugal es una huelga "no respaldada ni por sindicatos mayoritarios ni por el gobierno socialista", argumento que Ana Pontón tachó de "delirante".  Precisamente, Núñez Feijóo fue especialmente crítico con la campaña del BNG con motivo del 8 de marzo, "O máis grande de Galiza está até a cona" y que consideró de corte machista, "lamento la utilización de las mujeres en el último cartel", llegó a decir. 
Una opinión, según recordó el presidente autonómico que comparten en la formación frentista, "no debería escandalizarse porque yo piense como una señora del BNG, una persona que tiene más sentido común", señaló en alusión a la otrora diputada del Bloque Pilar García Negro, que también censuró públicamente la campaña de la formación nacionalista

Solo un punto por la igualdad alcanza la unanimidad cameral

Solo un punto de cuatro iniciativas que defendieron los grupos parlamentarios en el pleno del Parlamento gallego a favor de la igualdad ha concitado la unanimidad de PPdeG, En Marea, PSdeG y BNG, en la víspera del día internacional de la mujer, este jueves 8 de marzo. El apartado aprobado con el apoyo de todos los grupos fue el relativo a trasladar, de nuevo, al Gobierno central "la necesidad de impulsar el acuerdo unánime del Parlamento de Galicia en la sesión del 28 de diciembre de 2016 a favor de una ley de igualdad retributiva entre hombres y mujeres". Este texto figuraba como décimo precepto de la proposición no de ley de En Marea.
Además de esta, también salieron adelante, pero solo con los votos de los populares, las medidas que presentaba el grupo mayoritario, ante las que la oposición en bloque se abstuvo. Entre otras cuestiones, esta propuesta aboga por "profundizar en la transformación de los valores que reproducen la desigualdad de género a través de campañas y acciones de sensibilización e información al conjunto de la ciudadanía sobre las ventajas sociales de la conciliación corresponsable".