GALICIA

Campos afirma que Martínez precisa atención psiquiátrica

El presidente socialista de la Diputación lucense dice que el alcalde de Becerreá padece "besteirismo"

Martínez y Campos, en el pleno del 6 de abril
Martínez y Campos, en el pleno del 6 de abril
Campos afirma que Martínez precisa atención psiquiátrica

El presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, opina que el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, tiene "una enfermedad que se llama Besteirismo" y que solo se puede "curar con algo psicológico o psiquiátrico". Campos aseguró que considera a Besteiro "un compañero", pero también precisó que lleva "mucho tiempo" sin hablar con él, porque "está donde está" y él tiene que "tomar decisiones" como presidente de la Diputación de Lugo. Insistió en que no hay "nada por detrás" ni "oscuro" en su relación con el ex secretario general del PSdeG, pero Manuel Martínez tiene contra Besteiro "una inquina" que lleva "muy dentro" y que no es capaz de superar.
En cuanto a la situación de Martínez dentro de la corporación provincial, reconoció que es "difícil" normalizar la situación, desde el punto de vista de que se le pueden retirar sus atribuciones como miembro del gobierno provincial, pero "sigue siendo diputado" y, seguramente, seguirá contando "con el apoyo del PP para ser presidente de Suplusa". En cuanto a su expulsión del partido y del grupo provincial, precisó que hay "unos plazos" legales establecidos en los estatutos del partido y la intención de la dirección provincial es "cumplirlos" de forma escrupulosa para que el proceso esté avalado por todas las garantías.
La pasada semana, Martínez aseguró que tras su expulsión del Partido Socialista se volverá a presentar a la Alcaldía de Becerreá pero en una "lista independiente" y mantuvo que no volverá "nunca" al PSOE ya que prefiere "ir contra corriente diciendo lo que piensa" y no ser "el bufón de cuatro cantamañanas". Sobre su cese en el gobierno de la Diputación y su segunda expulsión del grupo socialista por romper la disciplina de voto sobre la gestión de las nuevas residencias construidas por la Administración provincial en Lugo, en una entrevista a la CRTVG, Martínez consideró que él es "el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra". Y es que, según criticó, en la "época del besteirismo", se formó un "entramado" dentro del propio partido en la provincia que "no defendía" los intereses corporativos, sino "los particulares", por haber "muchos recursos" en juego -12 millones de euros, matizó- y "muchos ingresos".

Gestión de suplusa
Por su parte, Darío Campos, anunció ayer que los representantes del grupo provincial socialista no acudirían a la reunión de Suplusa convocada por el presidente de dicha sociedad, Manuel Martínez, en el Ayuntamiento de Pol (Lugo), en relación a los trámites para abrir la residencia de mayores de ese municipio. Según dijo Campos, el grupo socialista no irá al considerar que se trata de "una convocatoria irregular". "Por otro lado, le estamos reclamando a esta sociedad que entregue la propiedad y los bienes que son de la diputación", reseñó.
En cuanto al futuro de Suplusa tras el último pleno, en el que estallaba la crisis de gobierno al apoyar Martínez a los populares para recuperar la encomienda de gestión de residencias para mayores, el presidente provincial se limitó a decir que se ceñirán a los "informes técnicos de la diputación y tendrán que entregar la propiedad de todas las residencias que están hechas, porque al final fue la diputación la que puso la financiación".